Johnny Aurazo

La Fiscalía Especializada contra la Criminalidad Organizada (Fecor) de Lambayeque detuvo la madrugada de este viernes a 23 presuntos integrantes de la organización criminal Los Temerarios del Crimen III La Tercera Ola del Crimen, un brazo del grupo delictivo Los Temerarios del Crimen I, presuntamente dirigido por el ahora ex alcalde provincial de Chiclayo, David Cornejo Chinguel, detenido el 28 de noviembre de 2018 por “apoderase del patrimonio [de dicho municipio] ubicando en puestos estratégicos a algunos integrantes de la misma banda delincuencial”.

Entre los detenidos se encuentran el consejero regional Esar Aguilar Valdera, de 31 años y militante de Podemos por el Progreso del Perú; y Marino Olivera Cruzado, de 44 años e integrante de la misma agrupación política.

La orden de detención de ambas autoridades políticas y los otros capturados fue dictada por la jueza Cecilia Grández Rojas, del Cuarto Juzgado de Investigación Preparatoria de Chiclayo y quien también lleva el caso de Los Temerarios del Crimen I. Según documentación a la que El Comercio tuvo acceso, Aguilar y Olivera fueron capturados por razones que a continuación se exponen.

► Esar Aguilar: según la investigación del fiscal Juan Carrasco Millones, de la Fecor Lambayeque, cuando el ahora consejero era gerente de Tecno Gas del Norte S.A.C., durante los años 2016 y 2017, habría realizado contrataciones irregulares con Epsel (Entidad Prestadora de Servicios de Saneamiento de Lambayeque).

“Para prestar este servicio [alquiler de vehículos por montos superiores a ocho UITS, Esar Aguilar habría sobornado con sumas de dinero en efectivo a funcionarios de Epsel. […] También habría sido favorecido en la continuidad del contrato de alquiler de camionetas […] y motobombas, utilizadas en la limpieza y mantenimiento de buzones [de la ciudad] durante las lluvias [provocadas por El Niño costero]”, se indica en la documentación.

De acuerdo con el acta de declaración de un colaborador eficaz, de esta irregularidad habría tenido conocimiento el entonces alcalde de Chiclayo, David Cornejo, pues fue él quien ordenó a otra persona de su confianza el alquiler de motobombas y cisternas para “evacuar el agua inundada” en la ciudad.

► Marino Olivera: en la misma documentación se indica que a inicios de 2018 acudió “con el ex regidor de Chiclayo, Juan Carlos Pérez Bautista, a la vivienda del ex alcalde del mismo municipio, David Cornejo, para entregarle una coima de S/7 mil con la finalidad de que se le autorice a la empresa de transportes de combis Acunta e Ilucán la ruta Racarrumi – Chiclayo y viceversa.

Sobre esta presunta irregularidad, el también imputado Isaías Merino Chavesta declaró en 2018, cuando regresó a laborar en la Gerencia de Transportes de la Municipalidad Provincial de Chiclayo, que Bautista y Olivera le pidieron que no realice “operativos” contra la referida compañía, pues aparentemente no tenía aún la documentación para poder cubrir dicha ruta.

-Permanecen detenidos-

De acuerdo con las investigaciones de la fiscalía, los detenidos habrían efectuado el pago de cupos a cambio de obras de la reconstrucción, además de presuntamente haber autorizado el uso de rutas a algunas empresas de transportes.

Tras la intervención, el jefe policial de la Segunda Macrorregión Policial Lambayeque, general PNP Julio Díaz Zulueta, dijo esta tarde que los detenidos permanecerán en la sede de la División de Investigación Criminal (Divincri) en Chiclayo y aseguró que durante la intervención se incautó una mochila con S/220 mil, además de armas de fuego y documentación.