Rocío la Rosa Vásquez

Seis de los actuales siete miembros de nuestro Tribunal Constitucional (TC), máximo intérprete de la Constitución Política del Perú, tienen que ser reemplazados pues sus períodos ya vencieron en junio último, es decir, hace ya más de tres meses [ver gráfico].

La elección de los nuevos magistrados corresponde por ley a una comisión especial del Congreso que ya se instaló el último viernes, y que estará dirigida por el mismo presidente del Congreso, Pedro Olaechea (Acción Republicana). Esta previsto que hoy mismo este grupo defina su respectivo plan de trabajo.

Este proceso de elección concita la atención pues al Tribunal Constitucional podría llegar un eventual recurso para que se pronuncie sobre la constitucionalidad o no del proyecto de adelanto de elecciones del Ejecutivo, o una posible cuestión de confianza por el mismo tema.

Consultado al respecto, el ministro de Justicia, Vicente Zeballos, ha expresado las suspicacias del Ejecutivo por una supuesta celeridad de este Congreso para recomponer el TC con nuevos miembros.

“Hubo una famosa circunstancia denominada como ‘la repartija’ que, obviamente, ante un clamor ciudadano de protesta, el Parlamento se vio obligado a rectificarse”, recordó Zeballos en la víspera.

A continuación recordemos algunos hechos polémicos, como ‘la repartija’, que han caracterizado los últimos procesos de elección del Tribunal Constitucional.

-La calle dijo “¡No a la repartija!”-
En julio de 2013 las designaciones de los ex congresistas Víctor Mayorga, Cayo Galindo y Rolando Sousa al TC, así como de Pilar Freitas a la Defensoría del Pueblo generaron una ola de protestas por parte de la sociedad civil, que advirtió que estas personas, vinculadas al nacionalismo, Perú Posible y el fujimorismo, le darían un sesgo político a estas importantes instituciones.

Tras las protestas ciudadanas del 17 de julio de ese año, las autoridades electas pusieron sus cargos a disposición y el pleno del Parlamento, presidido entonces por el nacionalista Víctor Isla, se vio obligado a dejar sin efecto la denominada ‘repartija’.

Esta se puso en evidencia tras la difusión de un audio donde se escuchaba a los entonces parlamentarios Luis Galarreta (entonces de Alianza para el Gran Cambio) y Víctor A. García Belaunde (entonces aliado de Perú Posible), entre otros, acordando cómo se repartirían los asientos en dichas instituciones. Los mencionados legisladores integran actualmente la comisión especial que se encargará de elegir a los nuevos miembros del TC.

“Si el esquema es, en todo caso, el Gobierno, 2; el fujimorismo, 2; Perú Posible, 1, nosotros (Alianza por el Gran Cambio), 1; y así va bajando”, se escuchó decir entonces a Galarreta en el audio que difundió “Perú 21″.

En tanto García Belaunde señalaba que “acá no pasa nada. Ya tengo el acuerdo, con 94 votos elegimos a todos […]”. La componenda política incluía también la elección de miembros del Banco Central de Reserva del Perú.

-Constantes demoras y renuncias-
La Ley Orgánica del Tribunal Constitucional señala en su artículo 8 que sus magistrados son elegidos por un período de cinco años, sin opción a reelección inmediata. Sin embargo, el Congreso no se ha caracterizado por cumplir los plazos.

Por ejemplo, en junio del 2015 venció el mandato del ex presidente del TC Óscar Urviola, pero al no llegar a un acuerdo en el nombramiento de su reemplazo, el Congreso aprobó una extensión de su mandato por seis meses. Su sucesor , el magistrado Augusto Ferrero Costa, recién fue elegido en agosto del 2017.

Según informó antes este Diario, otros magistrados con mandato prolongado por demoras en el Congreso fueron César Landa (diciembre del 2004 a julio del 2010), Carlos Mesía (julio del 2006 a junio del 2014), Fernando Calle, Gerardo Eto y Ernesto Álvarez (setiembre del 2007 a junio del 2014) y Juan Vergara (diciembre del 2004 a diciembre del 2014).

Un caso particular fue el Ricardo Beaumont, quien ante la demora del Congreso para designar a su reemplazo tomó el camino de la renuncia en abril de 2013. El TC tuvo que declarar su vacancia advirtiendo que más de 4.300 casos se iban a ver afectados por su renuncia.

-El magistrado y el ex ministro-
El abogado Javier Ríos Castillo fue magistrado elegido del TC solo por un día en junio del 2007. Él declinó el cargo luego de que se hiciera pública una fotografía en la que aparecía en un almuerzo junto al ex ministro aprista Agustín Mantilla y al ex operador de Vladimiro Montesinos, Óscar López Meneses, entre otros.

En el 2010 un fallo del polémico juez Raúl Rosales Mora ordenó al Congreso reponer a Ríos como miembro del TC, pero el Consejo Directivo rechazó esa resolución judicial.

Luego el Poder Judicial dejó en suspenso su resolución tras el conflicto de intereses que se generó entre los poderes Legislativo y Judicial.

-¿Cómo se elige a los miembros del TC?-
Su ley orgánica establece dos fórmulas para designar a los candidatos a magistrados: una por concurso y otra por invitación. En el primer caso, se forma una comisión para organizar el concurso y convocar a los postulantes.

El último magistrado elegido así fue Óscar Urviola, en el 2010. La segunda alternativa, usada en las últimas elecciones, es que las bancadas propongan a los candidatos. El reemplazo de Urviola, Augusto Ferrero Costa, fue elegido por este mecanismo.

Hace unos días la Junta de Portavoces eligió a los nuevos integrantes de esta comisión especial encargada de proponer a los candidatos, que pasará de 7 a 9 miembros.

En la legislatura pasada ya se había acordado que la elección de los 6 magistrados sea por invitación y no por concurso público. Fuentes de la actual comisión indicaron que se buscará continuar con dicho acuerdo.

La composición de la comisión queda de la siguiente manera:

Presidente del Congreso, Presidente Supernumerario
1. Juan Carlos del Águila (Fuerza Popular)
2. Luis Galarreta Velarde (Fuerza Popular)
3. Marisol Espinoza Cruz (Alianza para el Progreso)
4. Alberto Quintanilla Chacón (Nuevo Perú)
5. Marco Arana Zegarra (Frente Amplio)
6. Víctor A. García Belaunde (Acción Popular)
7. Alberto Oliva Corrales (Peruanos por el Kambio)
8. Javier Velásquez Quesquén (Apra)
9. Clayton Galván Vento (Cambio 21)

Cualquiera sea la modalidad de selección, la comisión especial debe presentar la propuesta de uno o más candidatos. Una vez que eso ocurra, el pleno del Congreso es convocado en un plazo de siete días para que se proceda a la elección de los magistrados.

Si no se obtiene la mayoría requerida [87 votos] se procede a una segunda votación, y si aún así no se cubre las vacantes la comisión procede, en máximo diez días, a formular nuevas propuestas.

Para ser elegido magistrado del TC se debe cumplir requisitos como ser peruano de nacimiento, ser ciudadano en ejercicio, tener más de 45 años y haber sido magistrado de la Corte Suprema o Fiscal Supremo, o magistrado superior o fiscal superior durante diez años, o haber ejercido la abogacía o la cátedra universitaria en materia jurídica durante 15 años.

Están impedidos por ley para ejercer el cargo los magistrados que hayan sido objeto de separación o destitución por medida disciplinaria, los abogados inhabilitados por sentencia judicial o por resolución del Congreso de la República. También los condenados o procesados por delito doloso, los declarados en estado de insolvencia o quiebra, y quienes hayan ejercido cargos políticos o de confianza en gobiernos de facto.

El cargo es a dedicación exclusiva con excepción de la docencia universitaria y, además, están prohibidos de afialiarse a organizaciones políticas.