La noche del viernes, el Ministerio de Educación (Minedu) lanzó una especie de salvavidas a los alumnos afectados por el inminente cierre de las universidades donde estudian. En total suman 165.679 los estudiantes que cursaban estudios en universidades a las que la Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria (Sunedu) les ha denegado el licenciamiento para que sigan funcionando.

Sin embargo, el cierre no es inmediato. La Sunedu da un plazo máximo de dos años para que una universidad sin licenciamiento cese sus actividades. Por lo tanto, los estudiantes de los últimos ciclos podrían acabar su carrera en la misma casa de estudios. El problema lo afrontan, en su mayoría, los que están en los primeros ciclos de estudios y los que no cuentan con recursos económicos para trasladarse a otras universidades privadas. Y es justamente a ellos a quienes va dirigido el anuncio del Minedu.

La Beca Traslado

Este beneficio será promovido por el Programa Nacional de Becas y Crédito Educativo (Pronabec). El director general de Educación Superior Universitaria, Jorge Mori, explicó a El Comercio que primero se ofrecerán 3.200 becas destinadas los estudiantes de universidades con licencia denegada, ya sean públicas o privadas, que no cuenten con recursos económicos para pagar las mensualidades de otras universidades y que tengan buen rendimiento académico.

“Pronabec analizará los criterios de recursos económicos, así como el aspecto académico”, resaltó. Habrá becas para culminar los estudios en universidades privadas o en públicas. En este último caso, la beca cubrirá la manutención (alojamiento, viajes y comida) para que los universitarios estudien sin inconvenientes.

“En la página de Pronabec (https://www.pronabec.gob.pe/) va a estar toda la información esta semana para poder postular a Beca Traslado”, indicó Mori. El objetivo es que los que obtengan las becas estudien en el periodo marzo-agosto.

Para este mecanismo se destinará una partida de S/37 millones.

Los traslados

El Minedu también destinará S/18 millones a fin de promover la incorporación de los estudiantes de universidades con licencia denegada a otras centros de estudios públicos.

“Les daremos un presupuesto adicional a las universidades públicas que acepten a estos estudiantes que provienen de universidades con licencia negada. Estamos trabajando la reglamentación del decreto de urgencia, que aprobó esta medida, con las universidades de tal forma que se establezcan los criterios de convalidación, cuáles van a ser los costos que demandarían, cuáles son las necesidades de crear nuevas vacantes”, explicó Mori, quien se reunirá el lunes con el rector de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, Orestes Cachay, también presidente de la asociación que agrupa a rectores de universidades públicas.

Cachay informó que la San Marcos realizaría un examen especial de ingreso para aquellos estudiantes que pertenezcan a universidades que no lograron obtener el licenciamiento.