Se llama Direct View LED (DVLED) Extreme Home Cinema Display, y es una solución tecnológica de LG con la que se lanzan pantallas que van desde las 108 a unas impresionantes 325 pulgadas.

Esas pantallas, orientadas a grandes (y de precios previsiblemente desorbitantes) instalaciones de cine en casa, hacen uso de millones de diodos LED (entre 2 y 33 millones) para crear una imagen gigante que puede soportar resoluciones desde 2K a 8K.

Una pantalla para los sibaritas del cine en casa

Estas nuevas pantallas se ofrecerán en formato 16:9 —aunque se pueden colocar también de forma que el formato final sea 32:9 gracias a su sistema de paneles modulares— y además es posible encontrarlas en distintas diagonales, siendo la más espectacular esa pantalla de 325 pulgadas que se acerca ya a las de unos cines que suelen partir de las 540 pulgadas.

Lg 2

Como explican nuestros compañeros de Xataka Smart Home, esta tecnología es diferente de la utilizada en televisores LCD LED convencionales: con DVLED se usan píxeles autoemisivos que no necesitan de luz trasera, lo que incrementa el contraste y elimina problemas de blooming.

En LG no han ofrecido datos sobre el precio de estas pantallas, pero según Gizmodo esos precios van desde los 70.000 a los 1,7 millones de dólares según el tamaño y resolución de la pantalla. La solución es desde luego competidora de Samsung The Wall, el gigantesco panel MicroLED modular de Samsung.

Ese precio incluye por cierto un baúl ATA certificado y especialmente diseñado para transportar estas pantallas sin problemas, y para gestionarlas se incluye un dispositivo llamado LG Controller basado en webOS que permite sacar todo el partido de esa experiencia multimedia.