La arquitectura tiene dos caras, la  científica o técnica y la artística. En la primera, intervienen numerosos elementos de matemática, física e ingeniería, pues obviamente las buenas construcciones arquitectónicas deben presentar una característica básica y primordial: han de ser mínimamente perecederas.

Todo en la vida es perecedero, nada dura eternamente, bien porque deja de ser útil o bien porque el tiempo y el uso desgastan. Por eso un buen arquitecto debe conseguir que su obra dure lo más posible, que no pierda funcionalidad y que sea resistente a las inclemencias externas (erosión atmosférica, sismicidad), pero todo esto solo es la cara técnica.

En la otra cara, la arquitectura se muestra como un arte. El diseño, las formas han de ser atractivas a la vista y de esto se deriva la aparición de los distintos estilos arquitectónicos a lo largo de la historia.

Numerosos son los estilos arquitectónicos

Consultando en Internet se pueden ver las innumerables variantes. Muchas son las construcciones que presentan mezcla de varios estilos, no pudiéndose catalogar en uno solo, como la Sagrada Familia de Barcelona, que presenta una mezcla de modernismo catalán, gótico tardío español, novecentismo catalán y art nouveau.

Y de la cara artística que tiene la arquitectura tratan las fotografías que comparto en Las Fotos de los Lectores de La Vanguardia.

Cuando uno va por la calle y se entretiene a observar su entorno, se fija en cosas, en los pequeños detalles que para otros pueden pasar desapercibidos.

Sobre los arquitectos de ahora diré que los hay muy buenos y que hacen diseños que son excelentes, pero también hay los otros que para mí están totalmente carentes de gusto, diseños nada estéticos. Pero esto solamente es una percepción personal, puesto que lo que para mí resulte feo para otros puede ser muy bonito.

Con mi cámara a cuestas di un paseo por todo el paseo marítimo y ronda litoral de Barcelona, entre el Fòrum y el Hotel Vela. Hacía muchos años que no pasaba por allí.

Llamaron mi atención los modernos edificios que hay ahora y que ya llevan unos años construidos, pero la última vez que yo pasé por allí no estaban. Me refiero a los inmuebles que hay en la ronda litoral entre el Fòrum y la calle Selva de Mar.

Según el comparador de ortofotos, en el año 2003 no existían estos edificios, pero en el año 2004 ya estaba levantado uno de ellos, el más importante pues es el que me ha dado la idea de la historia que hoy expongo.

Las primeras dos fotografías muestran el diseño moderno de estos edificios, fuera del contexto habitual y para mí carente de estética. Da la sensación de que un temporal pueda tumbarlo.

Ampliar Edificios modernos de la zona del Fòrum en Diagonal Mar.

Uno de los edificios modernos de la zona del Fòrum en Diagonal Mar.

Daniel García

Ampliar Edificios modernos de la zona del Fòrum en Diagonal Mar.

Arquitectura moderna de la zona del Fòrum.

Daniel García

Pero a continuación viene el edificio importante. En la siguiente fotos puede verse la ronda litoral y, a su derecha, los edificios modernos.

Ampliar Vista de los edificios de la zona de Diagonal Mar - Fòrum.

Vista de los edificios de la zona de Diagonal Mar – Fòrum.

Daniel García

La siguiente imagen es una ampliación y el segundo edificio es el que me ha dado la idea de escribir estas líneas.

Ampliar Edificio singular de la zona de Diagonal Mar - Fòrum.

Edificio singular de la zona de Diagonal Mar – Fòrum.

Daniel García

Cuando yo vi este edificio, lo primero que me pasó por la mente fue imaginármelo en blanco y negro, y así se plasma en la siguiente fotografía.

Ampliar Edificio singular retratado en blanco y negro.

Edificio singular retratado en blanco y negro.

Daniel García

Desde el ángulo en el que está tomada la fotografía, y además en blanco y negro, ¿qué sensación aporta este edificio tan alto? Lo primero que me recordó fue a un edificio inacabado, o bien al aspecto que tienen los edificios parcialmente destruidos por una guerra. Lo podemos comparar, por ejemplo, con el aspecto de edificios parcialmente destruidos en Berlín en la Segunda Guerra Mundial. Este aspecto fue lo que me vino a la mente tras ver el edificio Diagonal Mar – Fòrum.

Ampliar Edificios destruidos en Berlín el 28 abril 1945.

Edificios destruidos en Berlín el 28 abril 1945.

Dominio público

Ampliar Edificio de Berlín destruido en la guerra, el 8 mayo 1945.

Edificio de Berlín destruido en la guerra, el 8 mayo 1945.

Dominio público

Para comprobar que no son imaginaciones mías hice lo siguiente. Enseñé la foto a dos personas, clientes míos (yo trabajo en una cafetería), y les pregunté: “¿A qué te recuerda esta fotografía?” Y ambos por separado me respondieron lo mismo. Les recordaba a Ucrania, a cómo quedan los edificios tras ser bombardeados. La guerra de Ucrania es actual y aparece en los medios por lo que habrán visto imágenes recientes. O sea, que yo no ando desencaminado y el diseño de este edificio, el arte que tiene, es carente de gusto, al menos para mí.