El confinamiento social y la paralización de más del 60% de la actividad productiva del país, entre marzo y abril, impactó muy fuerte a las cooperativas de ahorro y crédito (coopac), no obstante, han reprogramado el 47% de los créditos que otorgaron, señaló a Correo, Oscar Basso, superintendente adjunto de Cooperativas de la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (SBS).

Precisó que ese porcentaje implica S/3926 millones e involucra 185,960 créditos, hasta el 19 de junio pasado.

“Hay cooperativas que han reprogramado deudas por seis meses y, luego, por seis meses más, dando respiro a los socios”, comentó.

Innecesario. Por ello, Basso considera que es innecesario que el Congreso de la República apruebe una ley para congelar deudas.

“Las deudas deben tratarse de forma individual, no de manera colectiva, tal como se haría con una ley. Hay un paquete importante (de créditos) ya reprogramado, ¿entonces, por qué congelar? No hay necesidad”, manifestó.

FAE. Para afrontar la falta de pago, muchas cooperativas accedieron a créditos garantizados por el Estado, obteniendo tasas de interés por debajo del 5%, lo que les permitió tener fondos disponibles, sin restricciones, por S/ 2523 millones, al 19 de junio último.

Para ello, apelaron al Fondo de Apoyo Financiero de Financiamiento (FAE) Mype.

Basso dijo también que por la pandemia, la aplicación de las normas de regulación de las cooperativas se ha flexibilizado. Un caso es el de la formación del Fondo de Seguro de Depósitos (FSD) que, como obliga a las Coopac a hacer aportes durante 24 meses, tienen un mayor plazo, hasta el 2021.

Participación

Las cooperativas representan el 3 por ciento del sistema financiero peruano y el 23 por ciento del sector no bancario.