CARLOS NAVAS RONDÓN. DECANO DE LA FACULTAD DE DERECHO DE LA UNFV

Entrevista. Los estudiantes de las facultades de Derecho deben tener las habilidades y los instrumentos necesarios para ejercer la profesión de la abogacía de manera eficiente, de acuerdo con lo dispuesto en la nueva Ley Universitaria, sostuvo la autoridad académica en entrevista con el Diario Oficial El Peruano.

Paul Herrera Guerra

–¿Cómo debe ser la enseñanza del derecho en el país a propósito de las innovaciones de la nueva Ley Universitaria?

–La enseñanza del derecho debe impartirse con base en un modelo educativo. En la Universidad Federico Villarreal se ha optado por el modelo científico-humanista, que tiene áreas por desarrollar. Hay una nueva malla curricular mediante la cual se introducen nuevas especialidades.

–¿Cuáles son esas innovaciones en el currículo y las que se deben efectuar para la obtención del licenciamiento esperado?

–Las innovaciones deben desarrollarse en función de las competencias. Es decir, los alumnos deben tener las habilidades y los instrumentos necesarios para un ejercicio profesional eficiente. En la Facultad de Derecho y Ciencias Políticas de nuestra universidad se hace un seguimiento a los egresados para conocer las actividades que desarrollan en su quehacer profesional.

–¿Cuáles son, entonces, las especialidades o cursos que se deben introducir en la enseñanza del derecho?

–En nuestro caso, se han incorporado cursos sobre el derecho empresarial. También mostramos una visión novedosa en cuanto a las contrataciones del Estado, los organismos reguladores de servicios y el comercio internacional y aduanero.

–¿A la enseñanza de estas especialidades, por tanto, deben abocarse más las facultades de Derecho?

–Sí. Por eso también buscamos docentes en estas áreas con el nivel necesario, teniendo en cuenta que por la nueva Ley Universitaria todos los profesores deben contar con maestría y doctorado.

–A propósito de su reciente libro Ética y moral en la administración pública, ¿estos aspectos también deben formar parte de la enseñanza del derecho?

–La formación de los estudiantes de derecho también debe ser básica y sustantiva en cuanto a algunos temas como la ética y la moral, la deontología especialmente, para que cuando sean abogados sepan cómo ejercer buenas prácticas y cumplir eficientemente sus responsabilidades como profesionales del derecho en cualquier área en la que se encuentren.

–La nueva Ley Universitaria exige, además, investigación.

–Así es, todos los estudiantes, docentes y egresados deben hacer investigación para efectuar aportes. Se descarta el bachillerato automático y tanto para el bachillerato como para la obtención del título de abogado se necesita hacer tesis.

–¿Cuál es la importancia de los programas de clínicas jurídicas de servicio a la comunidad?

–Son una forma de responsabilidad social a la cual estamos obligados. Desde hace tres años, por ejemplo, tenemos un consultorio jurídico gratuito por el cual brindamos apoyo jurídico a la comunidad.

–¿Es importante que las facultades de Derecho fomenten estas clínicas jurídicas?

–Claro, porque no solo sirven como una forma de atención a la sociedad, sino que también constituyen una manera de que los estudiantes desarrollen sus prácticas.

Probidad de los abogados

El decano considera necesario que los colegios de abogados cuenten con comisiones de ética eficientes para corregir las malas prácticas de los agremiados, aunque reconoce que lamentablemente a veces resulta difícil hacerlo. No obstante, recomienda tener en cuenta que la integridad profesional no solo está en función a la competencia académica, sino también a los valores. En ese sentido, compete a los decanos de los gremios velar para que se cumpla el Código de Ética del Abogado, señaló.

Apuntes

Mediante seminarios de tesis y de metodología de la investigación, las facultades de Derecho pueden incentivar a los estudiantes a investigar como lo hace la Universidad Villarreal, detalló el decano.

Además, sostuvo que a raíz de la nueva Ley Universitaria, los decanos de las facultades de Derecho de las universidades públicas han coordinado la elaboración de planes académicos similares.

Cada año egresan aproximadamente 300 estudiantes de la Facultad de Derecho y Ciencias Políticas de la Universidad Federico Villarreal, donde estudian 1,600 alumnos.