La rebaja de la clasificación crediticia del Perú, por parte de la agencia Moody´s es una advertencia de que el país está perdiendo su brillo, dijo a Correo Hugo Perea, economista jefe para Perú del BBVA Research.

Precisó que esa rebaja hace perder un peldaño al Perú, pero que aún conserva el grado de inversión, clasificación crediticia que mide su capacidad de pago.

Además de Moody´s, hay otras dos clasificadoras de riesgo con reconocimiento mundial como son Fitch Ratings y Standard & Poor´s.

“Hoy se percibe que el Perú tienen un poco más de riesgo;  se ha perdido un peldaño. Moody´s ha enfatizado algunas carencias que  ya se empiezan a notar”, precisó. Perea dijo que las tres clasificadoras miran si un gobierno, en los siguientes años, podrá  honrar sus obligaciones.

VENTAJA

El economista señaló que el Perú se ganó, durante muchos años, una calificación crediticia buena por su adecuado manejo macroeconómico.

Las clasificadoras valoran que la deuda pública de un país sea baja frente a su Producto Bruto Interno (PBI). También miden el nivel del déficit fiscal, es decir, que sus gastos no superen muy ampliamente a sus ingresos.

“Cuando un país como el Perú tiene buena calificación paga menos intereses, de modo que  libera recursos para destinarlos a otros gastos, como los de  ayuda social, obras de infraestructura, para comprar más vacunas, etc.”, agregó.

Por eso, dijo que es importante cuidar mucho el grado de inversión para mantener una buena calidad crediticia, lo que implica pagar menos intereses por los créditos que tome el Perú en el mercado financiero internacional.