La malaria es una enfermedad parasitaria que se transmite a través de un mosquito, produciendo fiebres altas, escalofríos y síntomas similares a los de la gripe. Según la información del Centro Nacional de Epidemiología, Prevención y Control de Enfermedades del Ministerio de Salud (Minsa), la región Junín es la segunda en concentrar más casos durante el año, reportando mil 11 hasta la semana 30. Solo Loreto supera a la región, con un total de 7118 contagios.

Los niños son los más afectados

Según el informe, la mayor prevalencia de casos se reporta en los distritos de Río Tambo (640), Pangoa (309) y Vizcatán del Ene (106). Asimismo, según la data del Minsa, el grupo etario más afectado por estos contagios son las niñas y los niños de 0 a 11 años de edad, con un 46% del total de casos.

Al respecto, el director regional de Salud Junín, Danny Esteban Quispe, detalló que esto se debe a que durante el 2020 las acciones preventivas para este tipo de enfermedades se vieron afectadas por la pandemia del coronavirus, sin embargo, este año se han retomado. “A esto se suma que el Minsa aún no emite la directiva sanitaria de intervención de vigilancia preventiva de rociado residual por pandemia de COVID-29”, dijo.

El funcionario señaló que su sector viene ejecutando el plan de acción frente a esta enfermedad tropical con la dotación de pruebas para diagnóstico y medicamentos a los establecimientos de salud.

“Las acciones de control vectorial a cargo del área de Salud Ambiental de cada red de salud, se han desarrollado desde abril hasta agosto en Satipo, Pangoa, Pichanaki y Chanchamayo, con 6 mil 309 viviendas programadas y 6 mil 176 viviendas rociadas, con un despliegue de personal de salud de 23 establecimientos y en 85 localidades de selva central”, detalló.

La Dirección Regional de Salud (Diresa) Junín, detalló que hasta la semana 33 se han registrado mil 98 casos confirmados, con mayor incidencia en niños y adolescentes. “A la fecha no se ha reportado ningún fallecido”, informó Esteban.