La jueza suprema Susana Castañeda analizará mañana los argumentos que expondrá la defensa de la lideresa de Fuerza Popular, Keiko Fujimori, para revertir la orden de prisión preventiva que pesa en su contra desde octubre del año pasado.

El voto de Castañeda puede ser dirimente si ratifica el sentido de los fallos que emitieron tres jueces de la Sala Penal Permanente de la Corte Suprema, quienes coincidieron en que el plazo de 36 meses de detención debe reducirse a 18 meses. O podría sumarse a los dos jueces restantes del mismo tribunal que rechazaron la casación de Fujimori. De prosperar cualquiera de las dos posiciones, se mantiene la prisión de la excandidata presidencial. Solo variaría el plazo.

Una tercera posibilidad es que tome una decisión diferente, lo que motivaría a que más jueces sean convocados hasta que se sumen cuatro votos firmes en un solo sentido.

Sabía que

-A Keiko Fujimori se le investiga por recibir presuntos aportes irregulares para financiar su campaña presidencial de 2011. Odebrecht habría abonado US$1 millón ilícitos.

-Fujimori ha negado en todo momento haber recibido dinero de la compañía brasileña.