Decisión del juzgado español se llevó a cabo pese a la oposición de los familiares de la octogenaria. Asimismo, se argumentó que la medida busca proteger la salud de la mujer. Revise la sentencia y los principales argumentos aquí.

Juez en España ha obligado vacunar contra el coronavirus a una adulta mayor con discapacidad, a pesar de la oposición de su hija. La decisión fue emitida por el juzgado de guardia de Santiago de Compostela en la comunidad autónoma de Galicia.

El Centro Residencial de Mayores DomusVi San Lázaro, lugar donde vive la octogenaria, inició el proceso de inmunización con la vacuna de Pfizer y BioNTech. Al enterase de las acciones del Centro Residencial, la hija de la mujer residente se opuso a la vacunación de su madre incapacitada, argumentado que se oponía a la vacunación de su madre por la presión de sus hermanos, el temor ante posibles reacciones adversas de la vacuna y “la carga de responsabilidad que conlleva la obligación de tener que decidir por otra persona”.

Ante esta oposición de la hija, el Centro de Residencia decidió llevar el caso ante que el juzgado, para que éste se pronuncie sobre el tema, dado que la decisión de la hija estaría vulnerando el derecho a la salud de la madre incapacitada y a la par podría generar peligro de los demás ancianos que viven en el Centro.

El juzgado determino que, las cifras de contagio y muertes (sobre todo en personas mayores) indican que es urgente iniciar una campaña de inmunización, a pesar de que la vacunación sea voluntaria. En tal sentido, el juzgado dispuso ordenar la vacunación de la anciana incapacitada según el cronograma que ya tenían dispuesto el Centro Residencial de Mayores DomusVi San Lázaro.

El juez argumento su decisión de vacunar a la octogenaria contra el Covid aduciendo que para evitar el riesgo vital que supone la pandemia para la anciana, procedan a inmunizarla. “Vacunarse y no hacerlo conllevan un riesgo que forzosamente ha de asumirse pues no caben opciones intermedias. En tal tesitura, la cuestión se reduce a una pura ponderación de cuál sea el riesgo mayor”, indica el auto.

Sobre la incapacidad precisó que, en aquellos casos en que sea preciso suplir o complementar el consentimiento o la negativa del presunto incapaz a la actuación médica o sanitaria sobre sus personas y se estime que la resolución adoptada por quien sea llamado por la ley para decidir por sustitución o representación no responda al mayor beneficio para la vida o salud del afectado, corresponderá, al juez competente adoptar la resolución correspondiente.

En el informe médico legal usado en el caso se detalla que las vacunas son seguras para el uso humano, dado que pasaron todas las pruebas científicas para su aprobación y uso. El medico legal también indicó que la mayoría de las reacciones a las vacunas son leves y temporales y que los beneficios de la vacunación superan largamente los riesgos.


Revisa la sentencia española completa aquí.