Artículo de información

José Carlos Botto Cayo y Abel Marcial Oruna Rodríguez

6 de julio del 2023

Johann Sebastian Bach, reconocido como uno de los compositores más influyentes y venerados de todos los tiempos, dejó una huella imborrable en la historia de la música. Nacido en el seno de una familia de músicos en Alemania, Bach llevó la composición y el arte del contrapunto a nuevas alturas, creando obras maestras que siguen fascinando y emocionando a oyentes de todo el mundo hasta el día de hoy.

Historia

Johann Sebastian Bach, el coloso de la música, cuyo legado resuena hasta nuestros días, nació en 1685 en el seno de una familia de músicos. Desde su más tierna infancia, la música fue su compañera constante, rodeándolo en cada paso de su vida. Hijo de Johann Ambrosius, trompetista de la corte de Eisenach y director de los músicos de dicha ciudad, Bach fue inmerso en un ambiente lleno de armonías desde el principio. Tras la partida de su padre en 1695, su hermano mayor, Johann Christoph, quien era organista en la iglesia de San Miguel de Ohrdruf, se hizo cargo de su educación musical. Bajo su guía experta, el joven Bach se sumergió en el mundo de los instrumentos de teclado, como el órgano y el clavecín, demostrando desde temprana edad una prodigiosa destreza y maestría que lo acompañaría a lo largo de su ilustre carrera. Su figura se convirtió en un faro que iluminó la música alemana durante casi dos siglos, dejando una huella imborrable en la historia musical como consumado intérprete y compositor (Fernández, 2004).

La formación musical de Bach culminó en el convento de San Miguel en Lüneburg, donde estudió a los grandes maestros del pasado, como Heinrich Schütz, y se familiarizó con las nuevas formas instrumentales francesas que resonaban en las cortes. Estos años de aprendizaje y exploración sentaron las bases para su futura carrera como compositor e intérprete (Fernández, 2004).

Personalidad

Johann Sebastian Bach, poseía una personalidad compleja y enigmática. Dotado de un gran talento, disciplina y dedicación, Bach era una figura profundamente religiosa y devota de la música. Sin embargo, también era un apasionado artista y un hombre orgulloso. Se le ha descrito como introvertido, pero a la vez encantador y generoso. En general, se cree que Bach era un individuo serio y entregado a su música, pero también capaz de divertirse y mostrar amabilidad hacia los demás (Víctor Moreno, 2007).

Bach en prisión

El episodio menos conocido pero intrigante en la vida de Johann Sebastian Bach es su breve paso por la prisión. En 1717, mientras buscaba un nuevo empleo como Kapellmeister en la corte del Príncipe Leopold en Cöthen, Bach se vio envuelto en un enfrentamiento inusual con su actual empleador, el Duque Wilhelm Ernst. A pesar de haber asegurado el puesto en Cöthen, el duque se negaba a aceptar la renuncia de Bach y, ante la insistencia del compositor de su derecho a renunciar en cualquier momento que lo considerara adecuado, las tensiones llegaron a su punto máximo, llevando al duque a ordenar el arresto de Bach. Durante las cuatro semanas que estuvo restringido en prisión, se especula que Bach pudo haber aprovechado ese tiempo para componer partes de su obra maestra “El clave bien temperado”. Sin embargo, los detalles precisos de su encarcelamiento siguen siendo difusos y poco claros (Saenz, 2020).

La música de Bach

En 1705, Johann Sebastian Bach tuvo la oportunidad de estudiar durante un mes con Dietrich Buxtehude, reconocido organista y compositor de origen danés. Esta experiencia enriqueció aún más sus habilidades en el órgano. Posteriormente, en 1707, se convirtió en organista en la Iglesia de San Blasius, y después de ocupar varios cargos destacados, en 1723 se estableció en Leipzig, donde pasó el resto de su vida. La genialidad de Bach no solo radicaba en sus interpretaciones magistrales en el órgano, sino también en su extenso legado de composiciones. Con más de 1,000 obras, incluyendo corales, oratorios, pasiones, motetes, cantatas y obras instrumentales, Bach dejó un impacto perdurable en el mundo de la música. Sus creaciones gozan de un aura religiosa inigualable, siendo apreciadas por su profundidad espiritual incluso por aquellos alejados de la fe. La música de Bach ha sido elogiada por su trascendencia y ha tocado el corazón de figuras como Friedrich Nietzsche y Steve Jobs, quienes encontraron en ella una conexión con lo divino. Bach, un hombre de fe profunda, encontró inspiración en la obra de Martín Lutero y dedicó cada una de sus partituras a la gloria de Dios. Aunque no alcanzó la fama en vida, su legado resurgió gracias a compositores como Felix Mendelssohn, quien reconoció la grandeza de Bach y contribuyó a su reconocimiento público. Bach, el “Quinto Evangelista”, fusionó las tradiciones musicales francesas, italianas y alemanas en composiciones que revelan su profundo conocimiento y devoción a Cristo. Sus piezas evocan preguntas esenciales sobre la pasión, la redención y la figura de Cristo, desafiando a los oyentes a explorar su significado trascendental. Hoy en día, Bach continúa cautivando al mundo con sus melodías celestiales, cumpliendo fielmente su propósito de alabar al Creador a través de la música (BITE, 2010).

La obra de Bach

Bach dejó un legado impresionante en su obra para órgano, donde destacan los preludios, tocatas, fantasías, fugas, conciertos y sonatas. Su genialidad se refleja en la culminación de las búsquedas musicales de sus predecesores Buxtehude y Pachelbel en el preludio y fuga. El órgano de Bach llena las iglesias luteranas, otorgando grandiosidad al culto. Además, compuso los majestuosos corales para órgano, encuadrados por preludios y fugas, que representan los grandes temas de la fe (Editor, 2014).

En cuanto a su obra para violín, Bach alcanza la cima de la genialidad en las seis sonatas y partitas para violín solo. La chacona de la partita en re menor es especialmente conocida. También compuso sonatas con otros instrumentos, como el clave y la viola de gamba, así como las seis suites para violonchelo solo (Editor, 2014).

En la literatura para clave, Bach aportó una nueva fisonomía a la suite, agregando diversas danzas de origen francés e inglés. Sus suites francesas y suites inglesas reflejan diferentes estilos de danza, mientras que las seis partitas alemanas se alejan de la danza para acercarse a la música pura (Editor, 2014).

El Clave Bien Temperado es una obra destacada de Bach, compuesta por dos libros que contienen fugas y preludios en orden cromático. Estos libros representan la innovación y el virtuosismo del clavecín de Bach (Editor, 2014).

En resumen, Bach dejó una vasta producción musical para órgano, violín, violonchelo y clavecín, que abarca desde corales y fugas hasta suites y partitas. Su genialidad y maestría en la composición hacen de su obra un tesoro invaluable en la música clásica (Editor, 2014).

Referencias

BITE, R. (9 de Abril de 2010). Bite project. Obtenido de https://biteproject.com/johann-sebastian-bach/: https://biteproject.com/johann-sebastian-bach/

Editor. (7 de Abril de 2014). Histo Clásica . Obtenido de Bach. Vida y estilo musical. Razones de su genio. Obra para teclado, violín y violonchelo: Suites, sonatas y partitas : https://histoclasica.blogspot.com/2014/04/Bach-vida-estilo-genio-obras.html

Fernández, T. y. (21 de Abril de 2004). Biografias y vidas. Obtenido de Biografia de Johann Sebastian Bach: https://www.biografiasyvidas.com/biografia/b/bach_sebastian.htm

Saenz, J. (19 de Noviembre de 2020). Calmradio. Obtenido de La Fascinante Vida de Johann Sebastian Bach : https://calmradio.com/es/calmlife/5919-the-fascinating-life-of-johann-sebastian-bach-classical-music-composer

Víctor Moreno, M. E. (9 de Junio de 2007). Busca biografias. Obtenido de Biografía de Bach: https://www.buscabiografias.com/biografia/verDetalle/4667/Bach%20-%20Johann%20Sebastian%20Bach

 

Principio del formulario

Final del formulario