Advierte que este flagelo pone cuesta arriba el camino del Perú rumbo al desarrollo, por lo cual la población entera, especialmente los hombres, debe actuar a fin de combatir el machismo y contrarrestarlo.

Un compromiso activo de los hombres para erradicar del país la violencia contra las mujeres y compartir con ellas su lucha para alcanzar el lugar que les corresponde en la sociedad ha sido el llamado del presidente Francisco Sagasti al conmemorarse ayer el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia Contra la Mujer.

Mediante un mensaje difundido en las redes sociales, el Mandatario se dirigió a los varones, a quienes pidió ayudar a combatir la violencia hacia las mujeres, una pandemia que afecta al país hace muchos años y que no ha podido ser erradicada.

“Se trata de una enfermedad que mata personas todos los días, que destruye hogares, que deja huérfanos, que nos debilita como nación, como sociedad, una plaga que nos pone cuesta arriba el camino que debemos transitar para ser el país que deseamos para nuestras hijas, hijos, nietas, nietos”, refirió.

Próximos a cumplir los 200 años de vida republicana, el Jefe del Estado se preguntó si somos libres los peruanos cuando una mujer tiene pánico de salir a la calle, cuando se tiene miedo de volver a casa donde vive un maltratador, cuando trabajando mejor que su compañero gana menos o cuando tiene miedo de contestar el teléfono porque puede ser “el cobarde que la acosa”.

“Basta ya. Peruanos, este no es un tema de mujeres, es un tema de todos y nosotros los hombres tenemos el remedio, basta de machismo, la violencia contra la mujer no nos hace más machos. Compartamos junto a las madres, hijas hermanas, compañeras la lucha por alcanzar el lugar que les corresponde en la sociedad”, afirmó.

Sostuvo que ninguna mujer debe sentirse sola, debe saber que cuenta con nosotros y que su causa nos hace fuertes a todos. “El Estado, con las limitaciones que tiene, especialmente ahora, hace su parte, pero el gran salto, la solución solo vendrá si se cuenta con tu compromiso activo, dejemos de ser espectadores, dejemos de ser solo críticos, actuemos de tal forma que erradiquemos de una vez por todas la violencia contra la mujer”, anotó.

“No permitamos el abuso, ayudemos en la denuncia y terminemos con la tarea que empezamos hace 200 años: seamos libres de verdad todos los peruanos y peruanas”, añadió.

Libre de violencia

Por su parte, la presidenta del Congreso, Mirtha Vázquez, informó que se promoverán acciones para que el Parlamento sea un espacio seguro y libre de violencia contra la mujer.

Detalló que las propuestas serán alcanzadas a la Mesa Directiva. Por ejemplo, solicitará que se disponga la elaboración de un diagnóstico institucional sobre equidad de género en el Congreso y la implementación progresiva de medidas para promover la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres.

Además, buscará promover capacitaciones al personal para la prevención de la violencia de género e impulsar la elaboración de investigaciones y publicaciones a fin de mejorar la labor parlamentaria y las propuestas legislativas, de modo que sean acordes con las necesidades de las mujeres.

Reflexión

La ministra de Relaciones Exteriores, Elizabeth Astete, ratificó el compromiso de la Cancillería de continuar trabajando en la eliminación de toda forma de violencia contra las mujeres, adolescentes y niñas. Dijo que la fecha constituye una oportunidad para reflexionar sobre este grave problema mundial y la importancia de tener un futuro sin violencia.

“La violencia hacia la mujer es obstáculo para el logro de la igualdad, desarrollo y paz, que afecta de diversas maneras, incluyendo violencia física, sexual, psicológica y económica. Todos tenemos la obligación de sumar hacia el objetivo de un mundo libre de violencia de género”, afirmó la canciller.

Dato

Alrededor de 20 millones de personas están relacionadas directa e indirectamente con la violencia hacia la mujer en el país, informó la ministra de la Mujer.