Eduardo Paolo Barboza Márquez, principal sospechoso en el asesinato de la exseleccionada de lucha, deberá continuar recluido en el penal durante el desarrollo de su proceso judicial por el presunto delito de feminicidio. El imputado enfrentaría una pena no menor de 20 años años por el delito contra la vida, el cuerpo y la salud en la modalidad de feminicidio.

Declaran infundado el pedido de cese de prisión preventiva de la defesa de Eduardo Paolo Barboza Márquez, quien se encuentra recluido por ser el principal sospechoso en el feminicidio de la exdeportista Janet Mallqui; víctima que fue hallada sin vida en la madrugada del 14 de mayo último.

Así lo determinó el Cuarto Juzgado de Investigación Preparatoria de la Corte Superior de Justicia del Callao, a cargo del Juez Saulo Ayala Moya. Quienes resolvieron el pedido mediante audiencia virtual este miércoles cinco de agosto.

Por su parte, la defensa de Barboza Márquez fudamentó su pedido en que su vida se encuentra en peligro debido a la presencia de muchos presos con Covid-19 en el centro penitenciario donde se encuentra recluido. Cabe precisar que durante la audiencia el imputado señaló que hace tres días le realizaron la prueba de Covid-19, en la cual arrojó positivo como resultado. Pese a su declaración, no hubieron documentos que probaran su condición.

Por otro lado, la fiscalía hizo hincapié en la falta de documentación probatoria para acreditar los padecimietos del imputado. Asimismo, hizo relieve en que el acusado sigue cumpliendo los requisitos necesarios para mantener su prisión preventiva; como por ejemplo no tener arraigo domiciliario.

Finalmente, el Juez Saulo Ayala, resolvió infundada la solicitud del cese de prisoón preventiva contra el imputado; esto debido a que no hay elementos necesrios para recurrir a la excarcelación y optar por un arresto domiciliario. Sin embargo, la defensa del acusado planteó que todavía apelará dicha decisión.