Solo el diálogo permitirá construir soluciones y consensos, afirma ministro de Energía.

Una exhortación al gobernador regional de Arequipa y a las autoridades de la provincia de Islay y del Valle de Tambo a reflexionar juntos en un espacio de diálogo que permita construir soluciones y consensos para el desarrollo productivo y el cierre de brechas en esta zona del país formuló el ministro de Energía y Minas, Francisco Ísmodes Mezzano.

Destacó que el Ejecutivo  envió oficios a la autoridad regional y a los alcaldes en los que reafirma su disposición para atender las preocupaciones y dudas respecto al proyecto minero Tía María.

“Queremos dialogar y trabajar de manera conjunta (con las autoridades arequipeñas) acciones concretas que brinden la seguridad de que el proyecto no generará perjuicio alguno a los agricultores ni a los habitantes del valle”.

Cumplimiento

Ísmodes destacó que el Gobierno ha dado una solución equilibrada al proyecto Tía María pues se ha cumplido con el marco legal al otorgarle la licencia de construcción y se ha reconocido las preocupaciones de las personas que se oponen a su ejecución.

La empresa Southern Peru Copper Corporation asumió, por escrito, la obligación de no iniciar la ejecución de Tía María “sin antes generar, en coordinación con el Ejecutivo, espacios de diálogo donde se brinden las respuestas y garantías que la población necesita y requiere”, agregó.

El Gobierno, dijo, ha estado reuniéndose e informando a las autoridades regionales y locales sobre el proceso administrativo que se debía cumplir para otorgar la licencia de construcción, así como de los proyectos de desarrollo que se busca implementar en el Valle de Tambo.

“Es importante que se despolitice la oposición al proyecto Tía María, más bien hay que enfocarnos en soluciones y propuestas técnicas que permitan a Arequipa aprovechar los recursos que generan este tipo de inversiones.

Impulso a la inversión

Cuando Tía María se construya impulsará no solo la inversión privada en el sector extractivo, sino también la no minera, sostuvo el vicepresidente del Grupo Moody’s Investors Service, Jaime Reusche. Indicó que el proyecto está valuado en cerca de 1,400 millones de dólares, un poco más del 0.6% del producto bruto interno. En su construcción se generarán 3,000 puestos de empleo directos, calculó.