Artículo de información

José Carlos Botto Cayo y Abel Marcial Oruna Rodríguez

17 de julio del 2023

La figura de Manco Cápac emerge como un elemento central en la fundación del Cuzco y la consolidación de la dinastía Inca. Se le atribuye la responsabilidad de guiar a su pueblo hacia la civilización, según la leyenda, emergiendo junto a Mama Ocllo del lago Titicaca con el encargo divino de fundar un nuevo reino. Su presencia en la mitología incaica ha perdurado a lo largo de los siglos, siendo considerado uno de los cinco primeros reyes del Hurin Cuzco, donde se sentaron las bases de la primera dinastía. Posteriormente, la segunda dinastía se estableció en el Hanan Cuzco, y la figura del Inca se consolidó como gobernante supremo del Imperio Inca. Aunque la existencia histórica de Manco Cápac no está del todo esclarecida, su legado perdura como el fundador legendario de una de las mayores civilizaciones de la humanidad (Bouso Aragonés, 2019).

El curacazgo incaico

El curacazgo incaico, también conocido como el curacazgo del Cuzco o reino del Cuzco, surgió en el valle del río Vilcanota alrededor del siglo XIII. Los incas, tras una migración de aproximadamente 20 años, huyendo de las invasiones aimaras en su lugar de origen, fundaron la ciudad del Cuzco, marcando así el inicio de la civilización incaica. Durante este período, enfrentaron constantes luchas con las etnias vecinas en busca de predominancia, y tras derrotar a sus enemigos chancas bajo el liderazgo de Pachacútec, iniciaron un proceso de expansión que culminaría con la formación del poderoso Imperio incaico (Varios, Profilbaru, 2023).

La cultura del curacazgo incaico reflejó una clara influencia de la civilización Tiahuanaco, adoptando gran parte de sus conocimientos y heredando aspectos culturales significativos. En términos tecnológicos, los incas se enfocaron en adaptar las tecnologías de otras culturas en lugar de desarrollar invenciones propias durante esta etapa inicial. Manco Cápac, considerado uno de los fundadores del Reino del Cuzco, desempeñó un papel importante liderando a su pueblo en la búsqueda de tierras fértiles y estableciendo las bases para la posterior expansión que daría lugar al florecimiento del Imperio incaico (Varios, Profilbaru, 2023).

Manco Cápac y la leyenda 

Según las evidencias encontradas en Cochapata, Manco Cápac nació en Tamputoco, un lugar que algunos especialistas ubican en la actual provincia de Paruro, región Cuzco. Esta aldea servía de refugio para aquellos que huían de las invasiones aimaras en el Altiplano. El padre de Manco Cápac era Apu Tambo, mientras que la identidad de su madre es tema de discusión: algunos señalan que fue Pachamach, la esposa de Apu Tambo, pero lo más probable es que haya sido Mama Huaco, quien, a su vez, era media hermana de Manco Cápac al ser hija del mismo Apu Tambo. La vida de Manco Cápac y su familia transcurrió en un estilo nómada (Fernández, 2003).

Este mítico soberano es reconocido como el fundador del Imperio Inca. En el siglo XII, lideró a los incas, un pueblo de lengua quechua que se originó en una pequeña isla del lago Titicaca, ubicado en el altiplano boliviano. La travesía los condujo hasta el fértil valle de Cuzco, en los Andes peruanos, una depresión de clima agradable, a pesar de su altura de unos 4.000 metros sobre el nivel del mar, gracias a su posición cercana a los trópicos (Varios, 2020).

Manco Cápac, también conocido como Ayar Manco, goza de un estatus de héroe semidivino según la leyenda colla, ya que se considera hijo del Dios Sol (Inti). Antes de su llegada, Cuzco era el asiento de tribus preincaicas, y la arqueología ha evidenciado su larga historia antes de la era incaica. La agricultura ya había florecido en la región, y la densidad demográfica en tiempos de Huari permitía el funcionamiento de un centro administrativo cercano conocido como Piquillacta (Varios, 2020).

Leyenda de Manco Cápac y Mama Ocllo

La leyenda de Manco Cápac y Mama Ocllo narra la llegada de personajes míticos de origen divino, quienes tienen la misión de civilizar y buscar tierras fértiles para dedicarse a la agricultura. La varilla de oro que se hunde en la tierra simboliza el proceso de plantar una semilla para que florezca y se desarrolle (Producciones, 2020).

De acuerdo con los historiadores, Manco Cápac representa a la nación Tiahuanaco, que habitaba en la región del Lago Titicaca. En busca de tierras más productivas, estos personajes divinos decidieron migrar hacia una región rica y amplia, lo que posiblemente los llevó a establecerse en el valle del Cuzco. Se sugiere que la provincia de Tiawanako, cuya capital se encontraba en Taypiqala, pudo haber sido destruida por invasores aymaras procedentes del sur, obligando a sus ocupantes a trasladarse (Producciones, 2020).

Un aspecto fundamental en esta leyenda es la idea de “ordenación” del mundo, ya que los fundadores míticos, Manco Cápac y Mama Ocllo, jugaron un papel clave en establecer el Cuzco como un centro unificador en medio del caos provocado por la lucha entre diferentes etnias que habitaban la zona (Producciones, 2020).

La Leyenda de los Hermanos Ayar

La leyenda de los Hermanos Ayar, un relato mítico arraigado en la cultura peruana, cuenta cómo cuatro hombres y cuatro mujeres emergieron de la montaña Pacaritambo después de un devastador diluvio que asoló la Tierra. Liderados por Ayar Manco y su esposa Mama Ocllo, junto con Ayar Cachi, Ayar Uchu y Ayar Auca, decidieron buscar tierras fértiles hacia el sureste para establecerse (Varios, Hijos del Perú, 2012).

En el trayecto, surgieron desavenencias entre los hermanos, especialmente con Ayar Cachi, quien era fornido e iracundo. Con el propósito de deshacerse de él, le ordenaron regresar a las cavernas de Pacarina, su lugar de origen según la tradición inca. Ayar Cachi, traicionado por su criado y encerrado en una cueva, logró sacudir la tierra con su enérgico grito, abriendo montañas y agitando los cielos (Varios, Hijos del Perú, 2012).

El viaje continuó con los hermanos restantes y sus esposas, llegando al monte Huanacauri, donde encontraron un ídolo de piedra. Ayar Uchu desafió al ídolo al saltar sobre él, quedando petrificado e inspirando la celebración del Huarachico, una ceremonia de iniciación hacia la adultez (Varios, Hijos del Perú, 2012).

En la búsqueda de tierras fértiles, Ayar Uchu voló hacia la pampa del Sol, transformándose en piedra. Ayar Manco fue el único en llegar al fértil valle del Cusco, donde hundió un bastón de oro entregado por el dios Inti para fundar la ciudad del Cusco, homenajeando al dios Inti y Wiracocha. Allí se establecería el Imperio de los Incas, conocido como el Tahuantinsuyo (Varios, Hijos del Perú, 2012).

Esta antigua leyenda, transmitida por el cronista Juan Díez de Betanzos y el historiador Luis E. Valcarcel, forma parte de la rica tradición oral e histórica del Perú y explica el origen de una de las más grandes civilizaciones precolombinas (Varios, Hijos del Perú, 2012).

Manco Cápac y las luchas en los inicios

Una vez que Manco Cápac y su etnia se asentaron en Cusco, se encontraron compartiendo el valle con otras etnias más poderosas, incluido un estado confederado de Ayamarcas y Pinaguas al norte. Estas etnias consideraban a los incas como invasores, lo que llevó a Manco Cápac a tener que luchar y defenderse de sus continuos ataques durante su gobierno. Incluso su sucesor, Sinchi Roca, tuvo que participar personalmente en la defensa contra estas etnias.

Muerte de Manco Cápac

La muerte de Manco Cápac, supuestamente a los setenta años de edad, fue seguida por su hijo Sinchi Roca como gobernante. Se cree que Manco Cápac pudo haber sido embalsamado e inhumado en el gran templo del Sol en Cusco, siguiendo la tradición de sus descendientes (Varios, Iperu, 2016).

Después de su fallecimiento, Manco Cápac pasó de ser un personaje histórico a convertirse en un héroe mítico, protagonista de relatos que explican los orígenes legendarios del pueblo inca y sus monarcas. Estos, han perdurado en la historia y siguen generando diversas interpretaciones y opiniones sobre el origen y legado de Manco Cápac y su relevancia en la cultura inca (Varios, Iperu, 2016).

 

Referencias

Bouso Aragonés, J. L. (11 de Julio de 2019). Minas y energia. Obtenido de La construcción en el antiguo perú: https://minasyenergia.upm.es/attachments/article/631/bouso.pdf

Fernández, T. y. (1 de Setiembre de 2003). Biografías y Vidas. Obtenido de Biografia de Manco Cápac : https://www.biografiasyvidas.com/biografia/m/manco_capac_i.htm

Producciones, C. (5 de Diciembre de 2020). Blog itravel. Obtenido de Manco Cápac y Mama Ocllo: https://www.blogitravel.com/2020/01/manco-capac-y-mama-ocllo-resumen-e-interpretacion-de-la-leyenda/

Varios. (Diciembre de 2012). Hijos del Perú. Obtenido de La leyenda de los hermanos Ayar: https://hijosdelperu.files.wordpress.com/2012/12/leyenda-de-los-hermanos-ayar.pdf

Varios. (8 de Noviembre de 2016). Iperu. Obtenido de Inca Manco Cápac: https://www.iperu.org/inca-manco-capac

Varios. (12 de Agosto de 2020). Historia del Peru. Obtenido de Manco Cápac: https://historiadelperu.info/incas/manco-capac/

Varios. (16 de Julio de 2023). Profilbaru. Obtenido de Curacazgo incaico: https://profilbaru.com/es/Curacazgo_incaico