La pandemia del Covid-19  generó un obligado confinamiento, tanto que la vida social es casi nula en el país. Así, entre los negocios que están sintiendo la pegada se encuentra el de la industria de la belleza.

Víctor Montalvo, gerente general de Montalvo Group, señaló a Correo que la demanda por los servicios en los salones de belleza cayó en 50%, en promedio.

“Se trabaja entre el 30 y 35% de la capacidad de atención en el A y B, segmentos en el que estamos más golpeados, la gente teme visitar los salones de belleza”, agregó.

En tanto, “en las zonas periféricas está mejor, se trabaja entre el 50 y 55%. En los sectores intermedio está en 40%, en promedio”.

Promociones. Montalvo explicó que este panorama pone en difícil situación a la industria, porque además enfrenta un alza en sus costos al tener que invertir  para cumplir con los protocolos de bioseguridad.

“Resaltó, que pese a enfrentar mayores costos, la industria busca atraer a los clientes con promociones, con descuentos de hasta 50%, dependiendo del servicio que se ofrece”.

Sobre el inicio del toque de queda desde las 11 de la noche a partir de mañana, Montalvo dijo que ayudará a incrementar el número de visitas a los salones de belleza, ya que la mayoría de sus clientes prefiere ir en horas de la noche.

Precisó, que los establecimientos de belleza formales emplean a 160 mil personas, muchas de las cuales se forman en institutos especializados en el rubro.

Empleo

Los salones de belleza facturaron S/600 millones en el 2019 y generaron 160 mil empleos, de los cuales, solo 60 mil se han recuperado.