Creador de la famosa obra La Comedia Humana, Honoré de Balzac se mostró como uno de los grandes escritores de su época.

Biografía de Honore de Balzac.

Honore de Balzac nació el día 20 de mayo de 1799 en Tours, región de Francia, y murió el día 18 de agosto de 1850 en su misma tierra Paris. Se caracterizó por desempeñarse como novelista y ser un gran precursor del movimiento de la novela realista popular en el siglo XIX.

Fue conocido por su trabajo incansable a la hora de escribir por lo que pudo lograr la creación de su máxima obra llamada “La comedia humana” una recopilación o un ciclo de varias decenas de sus novelas que buscaban como único objetivo el describir hasta el miso detalle de la sociedad Francesa de la época y de esta forma hacerle “la competencia al registro civil” como el mismo autor describía.

Ascendencia.

Su padre

De Balzac es miembro de una familia burguesa con recursos y bien acomodada. Aunque el corrió con esta suerte, su padre cuyo nombre de nacimiento era Bernard-François Balssa venia de una familia con muy bajos recursos, de agricultores de Tarn, región del Mediodía francés.

Bernard- François dejo atrás su aldea natal para dirigirse a Paris, con la firme intención de obtener un mejor estatus social. Un párroco familiar le había instruido con educación básica, gracias a lo cual pudo obtener un empleo como funcionario en la secretaría del Conseil du Roi (Consejo del Rey), aunque este hecho no está muy seguro, pues se cree que estas afirmaciones  de que en el año 1776 estaba como secretario del Conseil, e incluso avocat du roi, parece haber ser inventado por el mismo.

Para lograr su objetivo de mejorar su clase social, alrededor del año 1776 cambia su apellido familiar de Balssa a Balzac, poniendo como excusa un lazo lejano, y también falso, con su familia perteneciente a la aristocracia, los Balzac, la cual estaba oportunamente extinta y siendo el único pariente vivo.

En el año 1789, año en el que ocurrió la Revolución Francesa, Bernard-François ya solía añadir aun sin tener el permiso oficial, la preposición “de”, que era considerado aristocrático y reservado para esta clase social, por lo que su nombre quedaba como Bernard-François de Balzac.

Durante este tiempo se relacionó de buena manera, logrando recaudar una buena fortuna, donde su principal valedor o fiador era el general barón François René Jean de Pommereul.

Cuando termino el reinado del Terror, que duro entre los años de 1793 y 1794, considero que lo mejor era ponerse al servicio del Directorio y gracias a la intervención de Pommereul, logro conseguir un puesto muy lucrativo en la intendencia del ejército

Estando en este cargo lograría enriquecerse de manera rápida y notable, sin contar con las grandes relaciones sociales que adquiriría con la clase burguesa del Paris. Luego de pasar un tiempo haciendo negocios turbios, dejo su cargo para pasar a ser el primer secretario de la casa de banca Daniel Dourmerc de París.

Su Madre

Siendo ya un hombre muy mayor para la época, contraería matrimonio con Anne-Charlotte-Laure Sallambier una jovencita de 18 años, quien era hija de uno de sus superiores en la banca Dourmerc.

El matrimonio se arregló entre el propio Bernard-François y la familia Sallambier, estos últimos veían evidentemente la diferencia de edad pero consideraban a Bernard-François como un partido envidiable, por lo que decidieron aceptar.

Una vez se dio el matrimonio, Bernard-François considero prudente abandonar su cargo para evitar situaciones que podrían considerarse incomodas, ya que sería un subalterno de su suegro. Gracias a unos amigos, logro ser enviado a Tours en el cargo de Comisario de Subsistencias, encargándose de comprar la comida y los pertrechos para la 22ª división del ejército.

Los recién casados harían su hogar en Tours, donde gracias a la fortuna de Balzac padre unida a la fortuna de la propia Anne-Charlotte, lograron la rápida aceptación de sus vecinos.

Ayudado una vez más por su amigo el general de Pommereul, de Balzac ocuparía el muy prestigioso y lucrativo cargo de administrador del hospicio de Tours.

Mientras Vivian en esta ciudad Anne-Charlotte dio a luz en 1798 a un niño llamado Louis-Daniel, el cual murió luego de un mes de nacido. En el año 1799 nace Honoré. Luego nacieron las niñas Laure y Laurence en los años 1800 y 102 respectivamente. Por ultimo esta  Henry-François nacido en el año de 1807. (ver artículo: Roald Dahl)

Infancia y juventud.

A pesar de tener una familia muy adinerada y bien posicionada, la infancia de Honoré de Balzac se vio marcada por el desapego emocional que mostraron sus padres, lo que traería como consecuencia de que siendo hombre buscara relacionarse siempre con mujeres mayores que le dieran el cariño y amor que le fue negado por su madre en su infancia.

Apenas nació le fue entregado a una nodriza, con quien vivió fuera del hogar paterno hasta que tuvo cuatro años. Para visitas a sus padres se destinaban dos domingos de cada mes, cual si de unas personas extrañas se tratara.

Una vez comenzó a vivir en casa de sus padres, estos mostraron una gran distancia y gélido trato hacia su hijo quien además tenía prohibida cualquier diversión infantil. A la edad de ocho años, su madre considero conveniente enviar al niño Honoré a un internado en la localidad de Vendôme, donde pasaría los próximos siete años.

Su hermana Laure

Las condiciones que regían en este internado eran duran y estrictas, sin ningún tipo de vacaciones escolares, por lo que el trato que mantuvo con sus padres fue mínimo durante este tiempo. Y como si esto no fuera suficiente, su madre quería despertar en su hijo un afán de trabajo y ahorro, por lo que le enviaba solo el dinero estrictamente suficiente; pero en lugar de lograr su propósito, consiguió que su Honoré fuera ridiculizado por sus compañeros por no tener dinero.

El sistema de estudio que se utilizaba en el internado era el de memorización de textos, sistema que Honoré nunca podría lograr y que lo convertían en uno de los peores estudiantes de la clase. Además a esto se sumaba una actitud desganada que le valía de frecuentes castigos, tanto corporales como de confinamiento en celdas de detención.

Estas duras experiencias vividas en la escuela, las dejaría por escrito en su semi-autobiográfica novela Louis Lambert, publicada en el año 1832.

En el año 1814, Honoré dejaría el internado. Aunque las causas de esta acción no están muy claras, parece que sufrió alguna enfermedad indeterminada a la que el autor luego se referiría como una «congestión intelectual».

En este mismo año, su familia se muda para Paris, donde comenzaría a estudiar en primer lugar en el internado de Georges Lepître, perteneciente a un antiguo amigo familiar. Pero cuando su falta de progreso es evidente y comienza a preocupar a sus padres, es llevado al internado de un tal monsieur Gancer, donde finalmente se gradúa en el año 1816.

A la par de la educación del joven, Bernard-François pierde sus cargos en el estado como consecuencia de la caída del Imperio Napoleónico. En vista de la situación, y esperando ahorrar un poco en los gastos, la familia se muda a las afueras de Paris, asentándose en la localidad de Villeparisis.

Durante este tiempo, el joven Honoré estuvo constantemente en contacto con la literatura francesa e inglesa, pero también fue este tiempo una de las épocas más infelices de su vida, debido a que su madre ponía mucha presión sobre el para que hiciera algo con su vida, así como criticaba cualquier acción que tomara.

Se cree que durante este tiempo Honoré intento quitarse la vida lanzándose desde un puente sobre el Loira.

En el año 1816 es enviado a estudiar a la Sorbona, con la esperanza de que se convirtiera en abogado. En este instituto, Balzac puede tomar los cursos de Víctor Cousin sobre filosofía. Fue también durante este tiempo que se desarrolló su interés por el filósofo y místico sueco Emanuel Swedenborg, a quien conocía gracias a su madre.

La afición que siente hacia la lectura y a la literatura le hace dedicarse profesionalmente a ellas, aunque una vez más encuentra la desaprobación de su familia, especialmente de su madre.

Cuando logra graduarse de abogado, su padre usa sus influencias y le consigue un cargo en el despacho de un notario amigo de la familia, el señor Víctor Passez. Gracias a este trabajo aprendería a fondo de muchos de las maromas legales que hacían las personas, especialmente la clase alta, con lo cual se formaría una opinión muy negativa con respecto a la alta sociedad.

En el año 1819, Passez ya quería retirarse, por lo que le ofrece a Honoré el honor de convertirse en socio de su despacho. Y aunque cualquiera en su situación se hubiese sentido completamente fascinado, Honoré sentía un gran desagrado por la monotonía del trabajo, y tenía una gran frustración por sus aspiraciones literarias truncadas, por lo que decide rechazar el puesto y comunicarle a su familia su decisión de irse a vivir a Paris, donde trabajaría como un escritor de éxito.

Inicios literarios.

Realmente no fue fácil decirle a sus padres el camino que tomaba, pero pese a sus rechazos, Honoré cumple con sus aspiraciones y llegado el verano de 1819 se muda a Paris, donde logra asentarse en un sitio muy pobre ubicado en el 9 de la rue Lesdiguières; aquí viviría hasta el año 1821.

En estos años logra su primera obra en formato de verso, que emular el estilo de Schiller, llamada Cromwell. Pero su temática historia mostraba un trabajo muy torpe y de muy baja calidad.

Cuando lee su trabajo a su familia, quien se muestra muy confundida por la calidad de la misma, consigue la ayuda de su cuñado, un ingeniero de caminos, para mostrársela al profesor de literatura de la École Polytechnique. Este la rechaza de manera muy amable y le aconseja a Honoré de Balzac que se dedique a la escritura en prosa.

Es un bache en su camino, y temiendo que a pesar de todo deberá dedicarse a la notaria, conoce al joven aspirante a escritor Auguste Lepoitevin, quien sabe apreciar el potencial literario de Honoré y le propone una fusión literaria; Honoré se encargaría de escribir las novelas cortas de folletín y Lepotevin las vendería al editor.

En tan solo un año, Honoré logra publicar tres novelas bajo seudónimos con muy éxito, por lo que decide independizarse y dedicarse completamente a este negocio literario, que consideraba el camino para hacerse una fortuna lo suficientemente grande en el menor tiempo, que le permitiera dedicarse a la auténtica literatura.

Balzac muestra un don natural para trabajar, y con una gran capacidad comienza a recibir y aceptar encargos de todo tipo. Durante los año de 1821 hasta 1829, Honoré de Balzac se dedica a escribir por encargo, en algunos casos a editores sin escrúpulos, siempre bajo seudónimos y en algunos casos permitiendo que otros autores firmen sus escritos.

De esta forma, logra escribir gran cantidad de novelas de ínfima calidad aunque no se sabe a ciencia cierta cuantas son suya, pues no quiso dejar constancia de esto. Pero no solo se dedicaría al género de novela, también escribiría  obras de ciencias naturales, historia, artículos periodísticos, panfletos políticos contratado por escritores que esperaban una entrega rápida y eficaz.

Balzac y los negocios.

Se cree que las ganancias de este negocio literario de este periodo de tiempo parecen ser cuantiosa, logrando obtener al año más de 4000 francos. Pero a pesar de tener muy buenos ingresos, a partir del año 1825 se mezclaría como los más pintorescos negocios que le quitarían todo su dinero y lo obligarían vivir constantemente endeudado.

El primero de estos negocios fue la edición en un solo volumen de todas las obras de Molière y de La Fontaine, en el año 1825. Primero quiere compilar en un solo volumen las obras de La Fontaine para lograr que la clase media que no cuenta con los ingresos y con el espacio requerido para abarcar una edición de lujo dividida en veinte volúmenes, se interese; cree aumentar la calidad de su negocio al agregar imágenes.

Esta labor es financiada casi en la totalidad por Honoré de Balzac luego de que el resto de los socios se retiraran. Al terminarse el trabajo, que le quito varios miles de francos, se consigue con la realidad de que su negocio fracaso, pues la letra es muy pequeña, los dibujos de baja calidad y el precio de 20 francos es limitante.

Editando 2000 volúmenes, Balzac gasta cerca de 50.000 francos que ha pedido prestados. Cuando se suman los costos de impresión y mano de obra, cada libro vale 13 francos por lo que decide venderlos en 20 francos. Pero a medida que pasa el tiempo y ve que ninguno se vende comienza a bajar el precio hasta llegar a los 13 francos nuevamente.

Aun cuando ha disminuido el precio de los libros, estos no se venden por lo que comienza a bajarlos más y los vende en 10, 9, 7 y por último en 5 francos. Con todas estas reducciones solo ha logrado vender alrededor de 20 libros.

Teniendo a los acreedores en sus espaldas Honoré de Balzac desesperado vende todo el lote de 2000 volúmenes a un editor de Provincias quien accede a pagar 5 francos por libro. Pero no hace el pago en metálico sino que firma una letra y cuando Balzac va a buscar su pago se lo hacen concediéndole una edición de manuales de pésima calidad que no valen nada, quedando atrapado con una serie de libros que valen menos que los que tenía en un principio.

Para el año 1827, decide fundar una imprenta en el Marais parisino, para la cual invierte una gran suma de dinero buscando la licencia de impresión correspondiente, el capital para la maquinaria, los obreros, entre otros gastos.

La imprenta comienza a operar pero no lo hace de buena forma, y es que Balzac no ha establecido ningún criterio de impresión editorial, por lo que acepta imprimir cualquier cantidad de panfletos, propagandas, libros, manuales, entre otros.

Luego de solo unos meses se hace notorio que el negocio no está por buen camino, por lo que decide funda un periódico del cual se encarga el mismo de la edición, pero su línea editorial resulta caótica además de que muestra muy poco interés, que hacen que el negocio se hunda un poco más.

En busca de hacer surgir los dos negocios nuevamente, los cuales ahora forman una cuestión legal enmarañada, Honoré se decide a fundar una fundición de tipos de imprenta. Una vez más la cosa es mala, pues al tener nada de conocimiento en este ámbito, además de los constantes retrasos para iniciar las actividades hace que todo fracase.

Al final de todo, su terrible gestión ha mezclado las tres sociedades o negocios de una manera tan caótica, que el abogado de la familia teme porque la bancarrota manche el apellido, por lo que decide imponer como administrador la liquidación o el traspaso de las empresas, tardando dos años en lograr controlar la situación.

Pero como dato curioso resulta que una vez han sido saneados los negocios, la imprenta y la fundación de tipos se convertirán en negocios muy prósperos.

Aun cuando contaba con la ayuda económica de Madame de Berny, una mujer quince años mayor que él, con la que se involucró sentimentalmente y le abrió las puertas del mundo parisino, tuvo graves momentos financiero.

Para el año 1828 le debía a su madre alrededor de 50.000 libras y había tomado el mal habitó de tomar una deuda para pagar otra.

Éxito literario.

En el año 1829, contaba con solo 30 años, y en su angustia por el acoso de los acreedores se encuentra casualmente con un episodio de la Guerra de los Chuanes, texto que lo inspira bastante. Teniendo la influencia de la obra de Walter Scott, decide novelar este episodio histórico, para lo que busca ayuda de una persona que vivió en carne propia el acontecimiento, el anciano general de Pommereul, viejo amigo de su padre. Como intento además de huir de sus cobradores visitar al anciano en Fougéres.

Es en esta localidad es cuando completa su novela, de una calidad muy superior a los folletines que hasta el momento había hecho, por lo que se animó a firmarla con su nombre real. Esta novela en u principio se tituló “El ultimo Chuan”, pero posteriormente la revisaría y le cambiaría el nombre por “Los Chuanes”. Esta no tiene muchas ventas pero logra llamar la atención de la crítica.

Tan solo unos años después llega a convertirse en un personaje público de moda, y un escritor prolífico debido al gran rendimiento que tenía, gracias a su hábito de escribir alrededor de una 15 horas diarias especialmente en las horas nocturnas donde consumía litros de café negro.

Además de escribir en la noche, lo hacía completamente solo, por lo que la crítica comenzó a preguntarse de donde sacaba los datos necesarios de tipo sociedad, economía, sucesos y habladurías que insertaba en sus obras.

Sus primeros éxitos literarios, los que constan con su nombre ante el público son de a partir de 1831 cuando hace aparición su libro La Peau de chagrin (La piel de zapa), publicado en la Revue de Paris

Para el año 1832, se le ocurre la idea de crear una serie de novelas que se relaciones entre si y que sean el reflejo de la sociedad moderna. Estas novelas serian llamadas “Scènes de la vie privée”, siendo este el primer paso para crear su gran obra “la Comédie Humaine” La comedia Humana.

Entre las escenas destacadas aparecen sus grandes éxitos de los años 30 como “Eugénie Grandet” de 1833 que será su primer éxito en ventas, así como “Le Père Goriot” de 1835, siendo esta su novela más famosa.

Pero a pesar de su gran éxito literario, aún sigue teniendo fuertes problemas económicos debido a los malos negocios en los que se embarca, como compra unas antiguas minas romanas en Cerdeña, por creer que se había encontrado una nueva veta de oro. Incluso antes de la compra visita esta mina y vuelve a Paris con gran entusiasmo antes de darse cuenta que fue engañado.

Paralelamente conoce a su gran amor, Ewelina Hańska, en el año 1832, una condesa polaca. Fue la misma condesa que contacto a Honoré de Balzac luego de leer la Piel de Zapa. Este contacto primero se origina por medio de cartas anónimas sin remitente que se firmaban como L’Etrangére (La Extranjera) y para dejar que Balzac pudiera contestar sus cartas, le dice que debe colocar una serie de crípticos anuncios en la Gazette de France y l’Observateur.

De esta forma se inicia una correspondencia que duraría por los próximos quince años, una relación en la que Balzac imagina que su misteriosa corresponsal es una princesa rusa con una gran fortuna y dedica una gran entusiasmo a formar una relación con la condesa Hanska.

Se dice para la condesa, quien es una mujer casada y que es muy celosa de su estatus social, su relación con Balzac no es más que una excusa para entretenerse mientras esta sola en su hacienda en Ucrania, por lo que generalmente será fría y manipuladora.

Sin embargo, mantendrán algunas relaciones esporádicas que incluso harán que Balzac visite a la condesa en el año 1833, mientras esta se encuentra en Suiza de vacaciones con su esposo haciendo una gran amistad y presentándose como un nuevo amigo de la familia.

Ewelina Hańska

Igualmente visitara a la condesa en Viena en 1834, donde Balzac se dará cuenta de su fama al ser recibido con los brazos abiertos por toda la alta sociedad vienesa.

En el año 1842 el barón Hanska muere y Balzac lejos de sentirse afligido, cree que esta es la oportunidad perfecta para sellar su amor con la duquesa y casarse por lo que empieza a proponerle esta idea.

Por su parte la duquesa teme por su herencia, su estatus social y principalmente que no ama a Balzac comienza a dar excusas y a evitar cualquier formalidad con el escritor por los próximos ocho años diciendo cosas como carecer del permiso del zar, problemas con el testamento de su marido, necesidad de buscar a su única hija un buen marido antes de contraer matrimonio con Balzac.

Ya cansado de esta situación Balzac viaja a San Petersburgo, en Rusia en el año 1848, donde consigue un compromiso formal. Para el año 1849 viaja a Wierchownia a la hacienda ucraniana de la condesa, donde parece conseguir una promesa matrimonial definitiva.

Luego vuelve a Paris para ir nuevamente a Ucrania en los primeros meses de 1850, pero el duro invierno y su ya débil salud hacen que caiga enfermo. La condesa al ver la frágil salud de Balzac y sabiendo que no durara mucho tiempo accede a casarse con el autor el día 14 de mayo de 1850, poco meses antes de que muriera.

Fallecimiento.

En el año 1850 luego de presentar algunos problemas económicos, problemas de salud y enfrentarse con la prohibición expresar del zar, Honoré de Balzac finalmente se casa con la condesa Hanska con quien se muda a una gran residencia ubicada afuera de Paris.

Pero el viaje para regresar a Paris hace que su ya frágil salud empeore, haciendo que sufra mucho por los siguientes cinco meses hasta que finalmente muere.

El día que murió fue visitado por su gran amigo y admirador el también escritor Víctor Hugo, quien ofrecerá el famoso panegírico en referencia a Honoré de Balzac.

Luego de morir, el autor fue enterrado en el Cementerio de Père-Lachaise de París y se erigió una estatua en su honor a cargo del escultor Auguste Rodin, ubicada en la intersección de los bulevares de Raspail y Montparnasse.

Víctor Hugo pronuncio estas palabras en su honor: “A partir de ahora los ojos de los hombres se volverán a mirar los rostros, no de aquellos que han gobernado, sino de aquellos que han pensado”

Al entierro asistieron diversas figuras del mundo literario como Frédéric Lemaître, Gustave Courbet, Alejandro Dumas padre e hijo y muchos más.

La comedia humana.

En el año 1842 Honore de Balzac es testigo de cómo sus “Scènes de la vie privée” se hacen más grandes por lo que toma la decisión de ampliarlas y publica su famosa “avant-propos”, un plan editorial que fija las características y contenidos de obra máxima llamada “La Comedia Humana” una obra que surge como contraposición de “La Divina Comedia” de Dante Alighieri.

En esta obra se busca hacer un estudio completo de la sociedad francesa entre la caída del Imperio y la Monarquía de Julio, durante los años de 1815 y 1830. De las 137 obras que conformaban este gigante proyecto, 50 de ellas quedaron incompletas.

En el año 1843, publica dentro de la Comedia Humana “Las ilusiones perdidas”, “bildungsroman” que cuenta las penas de Lucien de Rubempré un poeta joven que quiere medrar en Paris. Esta novela se continua con “Esplendor” y “Miserias de las cortesanas”, donde Luciern quiere conseguir recuperar el estatus social que había alcanzado con la ayuda de uno de los personajes más frecuentes de Balzac, el pícaro Vautrin que aparece también en “El primo Pons” del año 1847 y “La prima Bette” en el año 1848.

Estas últimas historias cuentan el contraste social que se percibe entre los personajes y sus diferentes y acaudalados parientes, haciendo énfasis en la crítica y la hipocresía de sus actitudes.

Para el año 1847 su salud empeoro tanto que la culminación de sus obras fue todo un logro para el autor.

Obras completas.

  • Pequeñas miserias de la vida conyugal, 1830-1846
  • La piel de zapa, 1831
  • El coronel Chabert, 1832
  • El médico rural, 1833
  • Eugenia Grandet, 1834
  • La búsqueda del absoluto, 1834
  • Papá Goriot, 1834
  • La muchacha de los ojos de oro, 1835
  • La duquesa de Langeais, 1836
  • El lirio en el valle, 1836
  • La misa del ateo, 1836
  • Cesar Birotteau, 1837 (publicado por primera vez en español como La quiebra de César Birotteau. Madrid: La España Moderna, 1893).
  • Las ilusiones perdidas (I, 1837; II, 1839; III, 1843)
  • Esplendores y miserias de las cortesanas, 1838-1847
  • Ursule Mirouët, 1842
  • Louis Lambert, 1845
  • La prima Bette, 1846
  • El primo Pons, 1847
  • El reverso de la historia contemporánea, 1848