Los países del Grupo de Lima condenaron el uso de la fuerza del régimen dictatorial de Nicolás Maduro para impedir que los diputados de la Asamblea Nacional accedan a la sesión convocada para ayer, a fin de elegir democráticamente a su Mesa Directiva.

Mediante un comunicado, indicaron que la Asamblea Nacional tiene el derecho constitucional de reunirse sin intimidaciones ni interferencias para elegir a su presidente y directiva. Por lo tanto, subrayaron: “Desconocemos el resultado de una elección que vulnera esos derechos y que se ha dado sin la plena participación de los diputados que acudieron a la sesión”.

De igual forma, manifestaron que siguen con extrema preocupación los eventos que se suceden en Venezuela e hicieron un llamado a la comunidad internacional para trabajar de manera conjunta en apoyo a la recuperación de la democracia y el restablecimiento del Estado de derecho en ese país.

El Grupo de Lima está integrado por los gobiernos de Bolivia, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Guyana, Honduras, Panamá, Paraguay, Perú, Santa Lucía y Venezuela.

El diputado Luis Parra se autoproclamó presidente del Parlamento de Venezuela sin la presencia de Juan Guaidó en el palacio legislativo, lo que la oposición denunció como “un golpe de Estado parlamentario”.