Se buscan hombres para viaje arriesgado. Poco sueldo, frío extremo, largos meses de oscuridad total, peligro constante, regreso a salvo dudoso. Honor y reconocimiento en caso de éxito. Así rezaba la obra de Fernando Prats que nos daba la bienvenida a “Gran Sur. Arte contemporáneo chileno en la colección Engel”, la muestra que la pandemia obligó a cerrar en la Sala Alcalá 31 de la Comunidad de Madrid el pasado marzo. Y aquello de poco sueldo, largos meses de oscuridad y peligro constante parecen, recordados ahora, un anticipo de lo que el virus nos traería apenas dos semanas después de la inauguración de la exposición, comisariada por Christian Viveros-Fauné.

Fernando Prats. Gran Sur, 2011
Fernando Prats. Gran Sur, 2011

La Consejería de Cultura y Turismo de la Comunidad de Madrid ha decidido dar vida virtual a la muestra, la más amplia dedicada por ahora, fuera de Chile, a los fondos de arte contemporáneo atesorados por Claudio Engel, reciente Premio A de la Fundación ARCO. Su recorrido cuenta con trabajos de artistas de varias generaciones y en muy diversas técnicas y formatos; sus autores tienen fundamentalmente en común el haber creado desde la influencia, más o menos directa, de la dictadura de Pinochet o en los primeros años de la democracia, en los noventa. Se encuentran representados creadores consolidados y bien conocidos, como el colectivo C.A.D.A, Alfredo Jaar, Paz Errázuriz o Juan Downey; artistas de una segunda generación, como el propio Fernando Prats, Magdalena Correa o Patrick Hamilton, y jóvenes que comienzan a gozar de proyección internacional, entre ellos Rodrigo Valenzuela, Enrique Ramírez o Pilar Quinteros.

C.A.D.A. No+, 1983. Fotografía: Jorge Brandmayer
C.A.D.A. No+, 1983. Fotografía: Jorge Brandmayer

Las actividades online con las que la Comunidad nos propone aproximarnos a “Gran Sur” se estructuran en tres bloques: la visita virtual, los talleres para públicos de distintas edades y las píldoras culturales.

Si la visita virtual nos permite disfrutar de una visión detallada de las 89 obras de 37 artistas que componen la exposición, los talleres intergeneracionales, que se desarrollarán asimismo en la red, tendrán lugar los próximos domingos de mayo y el primero de junio y están concebidos para que pequeños y mayores puedan participar en directo, a través de una plataforma virtual. Tendrán la oportunidad de conocer obras de artistas contemporáneos chilenos que investigan sobre el lenguaje y la comunicación y también de experimentar con el valor de las palabras a la hora de expresarnos, (re)descubriendo el valor de la propia voz.

Recordad: serán los días 10, 17, 24 y 31 de mayo y 7 de junio, a las 11:00 horas, y su duración será de setenta u ochenta minutos. Para participar solo es necesario un ordenador y conexión a Internet y los inscritos (podéis apuntaros aquí) recibirán un correo electrónico con información sobre la disponibilidad de plazas para esa sesión y un enlace para que se sumen al taller del día correspondiente.

Por último, las píldoras culturales se propondrán los sábados del mes de mayo: serán videos comentados e infografías que ahondarán en diversos aspectos de la exposición, prestando especial atención a sus obras y artistas.

Alfredo Jaar. Times Square, Abril de 1987: Un logo para América, 1987
Alfredo Jaar. Times Square, Abril de 1987: Un logo para América, 1987