En la región Ayacucho, el presidente Martín Vizcarra aseguró que los  más de 200,000 títulos de propiedad que se entregarán cada año permitirán otorgar seguridad jurídica a los peruanos, además de acceder a créditos de las entidades financieras.

Reafirmó que el objetivo es otorgar un millón de títulos en los próximos cinco años.

Durante la ceremonia de entrega de 4,630 títulos de propiedad de predios y 640 títulos de equipamiento urbano en la región Ayacucho, el Jefe del Estado recalcó que este objetivo es muy importante, ya que desde el Estado es necesario cumplir con las familias que han esperado por años, e incluso décadas, la titulación de sus viviendas.

“Un título de propiedad es mucho más que un documento, representa la seguridad jurídica, es la confirmación de parte del Estado del terreno, de la propiedad que ya está asegurada y verificada. Es el instrumento para que ustedes puedan hacer inversiones, con el título se puede tener la garantía para las entidades financieras y así seguir progresando”, sostuvo.

País de propietarios

El Mandatario explicó que el programa de titulación entregaba en el pasado 50,000 títulos por año, con lo cual no se podía atender todo el requerimiento de la población, pero ahora se articulan esfuerzos con el Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento y Cofopri para que en el período de un año se entreguen 200,000 títulos de propiedad.

Indicó que el millón de títulos de propiedad que entregará el Estado en el próximo quinquenio no solo permitirá llegar a los lugares más alejados del territorio nacional, sino también convertir al Perú en “un país de propietarios”.

El Jefe del Estado precisó que muchos de estos títulos son también para instituciones públicas que todavía no cuentan con este documento, como centros educativos, comisarías, cuarteles y hospitales, que no tienen regularizado el terreno sobre el cual están construidos.

El presidente Vizcarra puso como ejemplo el Complejo Wari en Ayacucho, el cual carece de la titulación correspondiente, situación que cambiará con la entrega del título de propiedad, lo que permitirá al gobierno regional efectuar las inversiones correspondientes e impulsar este destino turístico.

El Jefe del Estado recalcó que en el Perú todavía hay mucho por hacer, por lo cual es necesario trabajar de la mano con los gobiernos regionales y municipios provinciales y distritales para sacar adelante las obras que mejoren la calidad de vida de los ciudadanos.

Ratificó que el presupuesto para estas obras saldrá de la lucha contra la corrupción, ya que este flagelo se lleva millones de soles que no pueden ser invertidos en más carreteras, puentes, hospitales o escuelas para más peruanos.

“Bicentenario debe encontrar a un Perú renovado”

Como parte de su agenda de trabajo, el presidente Vizcarra también estuvo en Junín, donde afirmó que el Perú debe llegar al Bicentenario de su Independencia como un país renovado, con nuevas autoridades elegidas, y con la unión de sus ciudadanos e instituciones para desterrar a los enemigos comunes como la pobreza y la corrupción. En la ceremonia de conmemoración del 195° aniversario de la Batalla de Junín, el Mandatario se dirigió a la población y destacó que en esta gesta heroica se demostró la entrega y el coraje de los peruanos que permitieron sellar la independencia del país, ejemplo que debe seguirse para afrontar los flagelos que nos aquejan hoy. “Si bien 195 años después ya no tenemos como enemigo a un ejército, seguimos teniendo enemigos como la corrupción y la pobreza, a los que tenemos que derrotar unidos. Debemos trabajar todos juntos y lograr que en el Bicentenario de la Independencia del Perú encontremos un país renovado y con expectativa de futuro, que haya desterrado la corrupción y fortalecido la democracia con la participación ciudadana en las urnas”, recalcó. El Dignatario adelantó que la provincia de Junín contará con un moderno hospital regional para atender directamente a la población, motivo por el cual se coordina con el Ministerio de Salud para que esta infraestructura se haga realidad.