La ministra de Trabajo y Promoción del Empleo, Sylvia Cáceres, anunció que en los próximos días saldrá una norma que facilitará la modalidad del teletrabajo, así como el adelanto de vacaciones, como medidas de prevención para evitar la propagación del coronavirus.

“Próximamente daremos lugar a la aprobación de un decreto supremo que pone a disposición de las empresas un conjunto de opciones (para prevenir el avance del coronavirus)”, dijo en RPP TV.

Sylvia Cáceres recordó que hace unos días el Gobierno emitió una guía que busca prevenir el contagio del coronavirus en el centro de labores y explica cómo actuar ante posibles casos confirmados de la infección.

“Con la guía empezamos a introducir el hecho de que la legislación prevé que el empleador y los trabajadores se relacionen a través de la modalidad del teletrabajo”, sostuvo.

“Pero hay un marco normativo del teletrabajo que no resulta del todo flexible para efectos de enfrentar el aislamiento de los trabajadores en el supuesto de que puedan ingresar bajo la categoría de sospecha de tener el coronavirus o haber venido de los países en los cuales está más presente”, agregó.

La ministra explicó que el teletrabajo tendría que requerir de una modificación de carácter legal, por eso el decreto de urgencia que se aprobó ayer le atribuye al Ministerio de Trabajo la posibilidad de regular, a través de decretos supremos, cambios en esta modalidad de contratación.

“Quiero anticipar que, como estas normas servirán tanto para el sector privado como el público, todavía se encuentra en la fase de consulta con Servir y la Presidencia del Consejo de Ministros”, indicó.

Sylvia Cáceres señaló que podría ser aplicable al sector privado que el trabajador y el empleador puedan pactar las condiciones bajo las cuales tendrá lugar la modalidad del teletrabajo.

“Es decir, si un trabajador puede realizar servicios en la línea informática o telecomunicaciones, el empleador y el trabajador podrán pactar qué tipo de equipamiento le entregará la empresa para llevar a cabo sus labores, y esto no lo permite el marco actual”, explicó.

“El primer interesado para trabajar desde casa será el trabajador, y por eso abrimos la posibilidad de que el empleador no se sienta emplazado por esta situación para adoptar esta modalidad, sino que fluya un acuerdo entre las partes”, añadió.

Vacaciones

Asimismo, la ministra reconoció que hay actividades como la manufactura, construcción o minería en las que no se puede aplicar el teletrabajo, por lo cual la norma que se emitirá próximamente brindará otras opciones.

“Si una persona ha llegado de uno de los países que está comprometido con el coronavirus, y es un trabajador, puede empezar a entablar un acuerdo con el empleador para hacer uso de las vacaciones que pudiera tener pendientes”, dijo.

“En el supuesto de que no tenga vacaciones pendientes, otra medida pudiera ser adelantar las vacaciones, y hay un marco normativo que lo hace posible”, agregó.

Sylvia Cáceres enfatizó que el Gobierno ha venido monitoreando la llegada del coronavirus a Perú y emitió la guía que busca prevenir el contagio del coronavirus en el centro de labores, la cual recuerda cual es el marco que le permite al empleador y a los trabajadores organizar sus tiempos o modificar las jornadas de labores por acuerdo.

“Cuando se dieron los primeros casos creímos oportuno dar una señal a los empleadores de cómo organizarse en el trabajo a fin de garantizar condiciones seguras para los trabajadores”, manifestó.