Al nuevo gobierno del presidente Francisco Sagasti Hochhausler  le toca superar uno de sus retos más importantes, el que le permitirá proseguir con los planteamientos que tiene para el Perú: que el Gabinete presidido por Violeta Bermúdez reciba el voto de confianza del Congreso.

Falta poco más de una semana para la presentación del Gabinete en el hemiciclo y todo parece indicar que hay un buen ambiente en el Parlamento por parte de la mayoría de bancadas para otorgar la investidura.

Como adelantó Correo hace unos días, las agrupaciones del Frente Amplio, Somos Perú, el Partido Morado, el Frepap y Alianza para el Progreso (APP) se han manifestado a favor del voto de confianza, lo que puede asegurar, por lo menos, el respaldo de  57 parlamentarios.

De acuerdo con la Constitución, el Consejo de Ministros tiene 30 días de plazo -desde su juramentación- para acudir al Congreso a exponer su plan de gobierno y solicitar la investidura.

Para recibirla debe obtener el voto a favor de la mitad más uno del número legal de congresistas (66).

RONDA DE DIÁLOGO

Precisamente con ese objetivo, el Gabinete comenzó ayer una serie de acciones. Para muestra, un botón: la premier Bermúdez se reunió -en la mañana- con la Mesa Directiva del Parlamento.

Antes del encuentro, ofreció unas breves declaraciones a la prensa y adelantó que a partir de este sábado dialogará con las bancadas del Parlamento para escuchar sus sugerencias.

“Lo primero que hemos querido hacer, como corresponde, es venir, presentarnos y coordinar con la Mesa Directiva para determinar este cronograma (…). Empezaremos con reuniones con cada una de las bancadas a partir del día 28”, precisó.

Bermúdez detalló que en las reuniones con los grupos parlamentarios estará acompañadas de algunos ministros, con la finalidad de “escuchar las expectativas de las diversas representaciones que están en el Parlamento”.

“El propósito es presentar un discurso que refleje y que recoja esta agenda que desde el Congreso se está esperando”, agregó la primer ministro.

En ese sentido, aseguró que acudirá al Parlamento las veces que sean necesarias con el objetivo de establecer un diálogo previo a la presentación de la Política Nacional del Gobierno de transición.

“No nos olvidemos que solo tenemos siete meses en adelante”, recordó.

Además, Bermúdez Valdivia resaltó que el presidente Sagasti ya planteó los lineamientos del Gobierno y que lo que le corresponde durante el discurso de investidura, es decir cómo se hará.

FECHA CLAVE

Tras el encuentro, Mirtha Vásquez, titular del Congreso, anunció que el Gabinete solicitará el voto de confianza los días 3 y 4 de diciembre.

“Sin embargo, desde el 28 de noviembre, la premier tendrá reuniones, estará dispuesta a tener reuniones con las diferentes bancadas para discutir cuáles serían los temas más importantes que se tendrían que abordar en este periodo”, dijo a la prensa.

En otro momento, reconoció la disposición del Poder Ejecutivo, en la persona de Violeta Bermúdez, para abrir el diálogo.

“Ella vendrá aquí (al Palacio Legislativo) para escuchar a los diferentes grupos parlamentarios y, posteriormente, los días 3 y 4 estaremos realizando la sesión del Pleno para escuchar sus planteamientos y para decidir sobre el voto de confianza”, detalló Vásquez.

En respuesta, la jefa del Gabinete agradeció a la presidencia del Congreso y a la Mesa Directiva por la reunión que sostuvieron.

“Es la expectativa recibir el voto de confianza y por eso vamos a poner nuestro mejor empeño en ganarnos la confianza, no solo del Parlamento, sino, ojalá, de toda la ciudadanía”, manifestó.

Por último, resaltó que dos mujeres se encuentren liderando cargos importantes en una situación tan difícil para el país.

“Nos ha tocado un desafío muy grande, precisamente a dos mujeres, tener que liderar dos poderes públicos, y queremos hacerlo de una manera dialogada, concertada, convocando la participación y escuchando las voces no solo de la calle, sino de especialistas, políticos, buscando reconciliar a la clase política con la ciudadanía”, apuntó.

AGENDA

En otro momento, la titular de la PCM, sostuvo que tras conocerse las últimas denuncias sobre la represión policial en las protestas en contra de la vacancia de Martín Vizcarra, “definitivamente hay que hacer cambios” en la Policía Nacional del Perú y, que estos se harán en el marco de la Constitución y la ley.

Sin embargo, aclaró que si bien el tiempo no da para una reforma policial, porque estamos en un gobierno de transición, el Ejecutivo estudia nuevas medidas que permitan sentar las bases de un nuevo cuerpo policial, que actúe en el marco del pleno respeto a los derechos humanos.

“Si podemos hacer algo para que esto cambie, tengan la seguridad de que lo vamos a hacer”, remarcó.

Precisamente, ayer tuvo una reunión en el Ministerio del Interior para definir qué medidas de carácter inmediato se pueden tomar.