El ex presidente del Instituto Peruano del Deporte (IPD) y medallista olímpico Francisco Boza fue trasladado esta tarde a la Sala Penal Nacional, en el Cercado de Lima, para la diligencia de control de identidad, como parte de la investigación que se le sigue por sus vínculos con Martín Belaunde Lossio.

Antes, Francisco Boza estuvo por varias horas en la sede del Comité Olímpíco Peruano (COP), en San Borja, donde presenció la incautación de documentos ordenada por el titular de la Segunda Fiscalía Supraprovincial Corporativa Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios, Élmer Chirre, a cargo del Caso Antalsis y quien había solicitado su detención preliminar.

Boza llegó al COP luego de haber sido detenido esta mañana en Miraflores debido a una medida dispuesta por el juez Richard Concepción Carhuancho, del Primer Juzgado de Investigación Preparatoria Nacional.

El medallista olímpico en Los Ángeles 1984 ahora deberá comparecer ante el juez Richard Carhuancho en una diligencia en la que será informado sobre las razones por las que fue detención. Además, se realizará el control de su identidad. Posteriormente, será puesto a disposición de la fiscalía que solicitó su detención.

El Ministerio Público investiga a Boza por haber solicitado a Martín Belaunde Lossio utilizar sus influencias en el Congreso para modificar la Ley de Presupuesto del 2013.

Tras ello, Boza reconoció que “fue un error” recurrir a Belaunde Lossio para que los recursos para la ejecución de obras para los Juegos Bolivarianos, previstos en el pliego presupuestal de 2012, se pudiesen usar el año siguiente.


comerciologo

LEAVE A REPLY