La situación legal del expresidente Ollanta Humala se encuentra en manos de la fiscal de la Nación, Zoraida Ávalos, quien ya analiza las declaraciones de colaboradores eficaces y otros documentos que lo sindican como parte de la organización criminal ‘Club de la Construcción’.Según informó el diario ‘El Comercio’, Ávalos dispuso que se realicen las indagaciones previas en la carpeta fiscal 044-2020, tras lo cual determinará si Humala Tasso es investigado por los presuntos delitos de asociación ilícita para delinquir, concusión, cohecho pasivo propio y enriquecimiento ilícito.

Las pesquisas, que buscan establecer si existen elementos suficientes para abrir investigación al ex jefe de Estado, empezaron esta semana luego de que el despacho de Ávalos Rivera recibiera el Informe 1-2020 de 138 páginas que envió el fiscal del equipo especial Germán Juárez Atoche.

Según el aspirante a colaborador eficaz N° 4-2019, Humala Tasso habría recibido entre US$16 millones y US$18 millones del ‘club’. El dinero habría sido entregado en maletines por José Paredes, hermano del entonces ministro del gobierno humalista Carlos Paredes, en Palacio de Gobierno.

El informe del fiscal Juárez fue acompañado por un oficio en el que da cuenta de la presunta participación del expresidente Ollanta Humala en el ‘Club de la Construcción’ y solicita que, de ser conveniente, la Fiscalía de la Nación disponga el inicio de un proceso.

El documento contiene la declaración de los aspirantes a colaboradores eficaces N° 9-2018, N° 4-2019 y N° 130-2019. También las declaraciones de los extrabajadores de Palacio de Gobierno Lola Consuelo Castro Rodríguez y Percy Reyes Pérez, así como del ex primer ministro Salomón Lerner Ghitis.

Además, se adjunta la declaración de Cynthya Montes, asesora de Humala Tasso; y de Carmen Malpartida del Carpio y Norma Muguerza Díaz, exsecretarias del exministro de Transporte y Comunicaciones Carlos Paredes.

Al ser una indagación previa, la Fiscalía de la Nación solicitará documentación relacionada a la investigación que sigue el equipo especial Lava Jato al ‘Club de la Construcción’, integrado por empresas, empresarios y algunos exfuncionarios públicos.

Luego de ello, se analizará toda la información recabada y se determinará si corresponde abrir o no una investigación preliminar al expresidente.