Cuatro anfibios de la Marina de Guerra y un camión portatropas transportan a los pobladores entre Malingas, zona aislada por inundación de la carretera, y Tambogrande.

Harold Moreno

Las Fuerzas Armadas atienden a la población de las zonas afectadas por las intensa lluvias que afectan diversas regiones del país.  Así, ayer  llegaron hasta el centro poblado de Malingas, ubicado en Tambogrande, cuatro vehículos anfibios de la Marina de Guerra del Perú para ayudar en el traslado de la población de esta zona que quedó aislada desde el 19 de febrero, por la destrucción de la vía que lo conecta con el citado distrito piurano.

La activación de la quebrada San Francisco por las lluvias intensas colapsó en un punto de la referida vía.

De 10 a 15 personas trasladan por viaje en cada vehículo anfibio. Para transportarse, los lugareños estaban usando improvisadas embarcaciones construidas con neumáticos de tractor.

Así, los vehículos anfibios, que llegaron al puerto de Paita a bordo del buque multipropósito BAP Pisco, ayudan a transportar a pobladores de Malinga hacia Tambogrande y viceversa. Por viaje movilizan de 10 a 15 personas.

El contraalmirante César Morales Huerta-Mercado, comandante general de la I Zona Naval que comprende desde Tumbes hasta La Libertad, informó que, además de los vehículos anfibios, llegarán portatropas para facilitar el traslado de las personas.

En tanto, el Ministerio de Salud (Minsa) instala un campamento en el aislado centro poblado de Malingas. El material médico y el personal llegaron al lugar con el apoyo de un camión del Ejército peruano.

Este permanecerá activo durante siete días, confirmó a la agencia Andina la directora general de Gestión de Riesgo de Desastres y Defensa Nacional del Minsa, Mónica Meza García.

Asimismo, la Fuerza Aérea del Perú (FAP) llevó más de 17 toneladas de ayuda humanitaria a la región Piura, entre alimentos no perecibles, agua, ropa de abrigo, equipo biomédico, mobiliario y dos tiendas de campaña para atender a las poblaciones damnificadas por las intensas lluvias. Para el traslado se utilizó un avión tipo Hércules, que arribó el miércoles a la ciudad de Piura, desde donde se movilizó la ayuda humanitaria a los almacenes del Centro de Operaciones de Emergencia Regional, a fin de disponer su distribución a las zonas afectadas.

Sin lluvias

Tras dos días sin lluvias en la región, el caudal de la quebrada activada y de los ríos de la región ha disminuido, esto ha permitido a la empresa contratista encargada de la vía empezar los trabajos de depósito de material y nivelamiento.

La alcaldesa de Malingas, José María García, pidió al Gobierno central que se brinden todas las facilidades para acelerar el proceso de convocatoria e inicio de las obras.

Ayuda en Abancay

El Gobierno prioriza la atención de las niñas y los niños ante las lluvias que azotan diversas localidades del país, aseveró la ministra de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, Ana María Mendieta, tras recorrer el distrito de San Jerónimo, en la región Apurímac. Mendieta conversó con las familias de San Jerónimo, distrito golpeado por las fuertes lluvias que inundaron las viviendas de los lugareños.

Previamente, en la ciudad de Abancay, la ministra se reunió para coordinar con las principales autoridades regionales y locales en la sede del Gobierno Regional de Apurímac. Participaron el gobernador de Apurímac, Baltazar Lantarón; el alcalde provincial de Abancay, Guido Chahuaylla; el burgomaestre distrital de Curahuasi, Néstor Jara; así como representantes de distintos sectores del Estado.

Emitida la declaratoria de emergencia, el Mimp dispuso que sus especialistas de los Servicios de Educadores de Calle, Unidades de Protección Especial, Centros de Emergencia Mujer y otros recorran la región para atender necesidades de la población.