Favo, la startup peruana que vende productos de supermercado online a través de emprendedores locales, continúa con su plan de expansión al anunciar que ampliará su servicio a nuevos distritos de Lima.

La plataforma que da oportunidad a que emprendedores puedan tener su propia tienda virtual, llegará ahora a los distritos de San Juan de Lurigancho, San Martín de Porres y Comas. cabe señalar que los compradores pueden recibir sus productos en 24 horas sin pagar delivery.

En Lima, no todos tienen acceso a la compra y venta online de productos, ya sea por falta de cobertura en algunas zonas o por el desconocimiento de contar con un espacio virtual en una plataforma.

El diferencial de Favo es el comercio social online basado en las redes de relación de los emprendedores, que son una figura central en este modelo de negocio. Son el puente entre la empresa y el cliente final, asumiendo así un rol importante en la estrategia de negocios de un supermercado e-commerce en Latinoamérica.

El emprendedor Favo tiene su propia tienda virtual y vende a través de ella. Su remuneración puede llegar al 15% del valor de venta, sin inversión inicial, lo cual genera un impacto social positivo. Asimismo, los ingresos de los emprendedores Favo pueden llegar a S/3, 000 al mes en una jornada de solo medio tiempo.

“Es una parte de la población que se ha visto muy afectada por la crisis económica y cuando busca ingresos alternativos, a menudo se enfrenta a largas horas de trabajo y la necesidad de una inversión inicial más allá de su capacidad. Favo es una alternativa viable para ellos”, explica Alejandro Ponce, CEO y fundador de Favo.

Según él, un punto fundamental en el modelo Favo es que emprendedores y consumidores viven la misma realidad económica, en su mayoría de clase C, quienes no tienen el mismo acceso al comercio online que las personas de clase A y B.

“Favo fue creado para ser un negocio con impacto social. Hemos fortalecido las comunidades locales tanto en Perú como en Brasil, generando ingresos alternativos y democratizando la forma en que la gente compra en el supermercado. Todo esto es posible gracias a la tecnología y el modelo de Favo, que simplifica la cadena de suministro y conecta a los empresarios con sus clientes”, dice Alejandro Ponce.

Para los consumidores, el gran diferencial de Favo está en la oferta de artículos comunes del cash and carry – comprados directamente a las marcas – sin valor mínimo de pedido, con entrega gratuita y al día siguiente de la compra. Los consumidores optan por productos como frutas, verduras, artículos básicos, desayunos, bebidas, limpieza, cuidado personal, productos para las mascotas, bazar, entre otros.