El actor actor, director y productor Osvaldo Cattone falleció a los 88 años, según confirmó Regina Alcóver en su programa de Radio Felicidad.

“Gracias siempre gracias por todas las cosas que viví en ese teatro”, expresó Alcóver tras confirmar la noticia del deceso del artista en la clínica San Pablo.

Osvaldo Cattone en entrevista para Correo

La última entrevista que el maestro Cattone dio a Diario Correo fue el 18 de febrero del 2020

En aquella oportunidad, Osvaldo Cattone se describió como “enérgico, lúcido y con mucha ilusión por lo nuevo”.

Nació en Buenos Aires, Argentina, el 13 de enero de 1933. Estudió Literatura en su ciudad natal. Desde los 8 años era el niño preferido de todas las grandes obras en su natal Argentina. Llegó al Perú a cambiar el rumbo del teatro y hoy después de más de 40 años continuó con su labor desde su rol como actor y director.

Cuándo llega al Perú, ¿cómo ve el panorama teatral?

No había una industria. Todo era empírico, las personas lo veían como un hobbie, no había una verdadera profesión de actor. Siento que esto se formó con mi llegada.

El sueño de muchos actores es tener su propio teatro y usted lo logró…

Eso es lo mejor que me pasó, fui visionario. Al inicio, Augusto Ferrando me decía: ‘no tomes el Marsano porque queda en Surquillo y la gente de bien que asiste al teatro no va por ahí’, pero se equivocó, desde el primer día que abrí se llenó.

Casi 80 años dedicados al arte, ¿la sensación es la misma al entrar a escena?

Sí. El año pasado que hicimos “El padre”, cada vez que entraba el corazón me latía fuerte y me sentía feliz con los aplausos. Sin duda, ese es el dinero que los actores reciben del público.

Alguna vez comentó que “envejecer no se lo deseo a nadie”, ¿por qué?

Todo el mundo sabe que es mejor ser joven y sano que viejo y enfermo. Sobre todo cuando estás cerca al final. Tengo 87 años y me siento bien, pero sé que en algún momento me tengo que morir. La gente no se muere en orden cronológico o porque fuma o toma, la gente se muere cuando le llega la hora. En mi caso, quizás no llegue ni a mi próxima obra, aunque espero que sí, porque adoro vivir.

¿A qué le tiene miedo?

No sé si sea miedo, pero no me gustaría morirme. No me agrada la idea de estar en un horno y que me cremen o estar dentro de un cajón y comido por gusanos.

“Un día tendrás que publicar: ‘Murió Cattone’”, dice Osvaldo Cattone (ENTREVISTA 2019)

Usted, ¿le tiene miedo a la muerte? Mucho. Sí, mucho. Más que el miedo a la muerte…

Yo quiero que me cremen y que no quede nada de mí, no quiero estar en una tumba abandonada. Los muertos terminamos en una tumba que nadie visita, ni los hijos ni nadie. Quiero que me cremen y me esparzan en cualquier parte o que me tengan en una repisa, no lo sé, porque igual el cuerpo se destruye. Si no es el fuego, será con los microbios, los bichos, los bacilos. No es que le tema a la muerte, me apena dejar de vivir porque soy un tipo que ama profundamente la vida, pero va ser inexorable. Lo único que espero es que no sea doloroso. Yo creo que hay un cierto momento en que tú no puedas defenderte por ti mismo y hay que irse. Hay que irse.