La ejecución de la consulta previa, el uso de las lenguas originarias en servicios como el de salud, el progreso en la educación intercultural bilingüe, entre otros, constituyen los principales avances en defensa de los derechos de los pueblos indígenas u originarios expuestos por el Perú ante las Naciones Unidas.

La ministra de Cultura, Ulla Holmquist Pachas, fue la responsable de exponer las acciones y metas del Estado peruano para la protección y defensa de estas poblaciones en la 18ª Sesión del Foro Permanente de las Naciones Unidas para Cuestiones Indígenas que se llevó a cabo en Nueva York, Estados Unidos.

Medidas

En este contexto, destacó que como parte del Derecho a la Consulta Previa se realizaron 45 procesos de consulta a 766 localidades con la participación de 28 pueblos indígenas u originarios (26 amazónicos y dos andinos) para proyectos de infraestructura, minería, hidrocarburos y otros.

Desde el 2013 a diciembre pasado, agregó, se capacitó sobre el derecho y el proceso de consulta previa a cerca de 18,000 personas, entre líderes y funcionarios.

De acuerdo con el Censo Nacional 2017: XII de Población, VII de Vivienda y III de Comunidades Indígenas, en nuestro país 5 millones 900,000 peruanos se sienten o consideran parte de un pueblo originario, lo que representa el 25.7% de la población nacional. También 4 millones 500,000 peruanos, es decir, 16% de la población local tiene como lengua materna una de las 48 lenguas originarias.

La ministra dijo que a marzo pasado se ha incorporado a la base oficial de datos a 6,719 localidades de pueblos indígenas u originarios.

“El Estado trabaja de manera intersectorial en una estrategia que permita cerrar las brechas de titulación de tierras en las comunidades campesinas y nativas. Para el 2021 se espera cerrar la titulación de tierras comunales y amazónicas, entre las ya registradas, en un 100%”.

Adelantó que su sector ejecutará en breve un proyecto de ventral de interpretación telefónica, que atenderá en lenguas originarias mediante una central de llamadas y equipo de intérpretes. Este piloto podrá atender a los habitantes de lengua indígena en establecimientos de salud y ayudará en la comunicación entre pacientes y profesionales.

Derechos colectivos

Sobre los derechos colectivos, se resaltó el progreso de la educación intercultural bilingüe, que beneficia a un millón 200,000 estudiantes en más de 27,000 escuelas. También la adecuación intercultural en salud (ejemplo, parto vertical) en centros de salud públicos y en otros servicios, como el registro civil en nueve lenguas originarias. Además, los esfuerzos por fortalecer las capacidades de diversos servidores en competencias y sensibilidad intercultural y la implementación del sello intercultural para entidades públicas y privadas.