La Primera Sala Penal de Apelaciones Nacional Permanente Especializada en Crimen Organizado declaró fundado el pedido de cese de prisión preventiva de Jessica Tejada Guzmán, quien ahora estará sujeta a mandato de comparecencia con resticciones. Asimismo, se dispuso la inmediata libertad de la exvoleybolista.

Además, el tribunal le impuso a Jessica Tejada mandato de comparecencia restringida, sometida a diversas reglas de conducta, entre ellas, prohibición de ausentarse de la localidad donde domicilia, no comunicarse con los demás imputados, apersonarse cada 30 días para realizar el control biométrico respectivo, así como el pago de una caución de S/5 000, entre otras medidas.

La resolución cuenta con los dos votos de los magistrados Sonia Torre Muñoz y Rómulo Carcausto Calla, y con el voto discordante de la jueza Edita Condori Fernández, quien fue de la opinión que no debía proceder el cese de la prisión preventiva.

Como se recuerda, en febrero de 2017, el Primer Juzgado de Investigación Preparatoria Nacional Permanente Especializado en Crimen Organizado declaró fundado el requerimiento fiscal de prisión preventiva contra Tejada Guzmán por un plazo de 18 meses. Esto, en la investigación que se le sigue por el delito de lavado de activos en la modalidad de actos de conversión y transferencia.

Asimismo, en julio de 2018, dicho órgano jurisdiccional declaró fundado el requerimiento fiscal de prolongación de prisión preventiva por un plazo adicional de doce meses. Por todo ello, la exseleccionada nacional ha estado recluida en prisión por 27 meses.

Tejada fue incluida en la investigación luego de que a Jorge Cuba, su expareja y ex viceministro de Comunicaciones durante el segundo gobierno de Alan García, se le imputara recibir sobornos por parte de la constructora brasileña Odebrecht para beneficiarla irregularmente con la licitación por el metro de Lima.

Las razones del cese de la prisión preventiva

A la exseleccionada nacional se le imputaba ser una de las beneficiarias de la cuenta abierta por la offshore Julson International en la Banca Privada de Andorra, usada para recibir los pagos ilícitos de la constructora brasileña ascendentes a US$500 mil, monto que generó intereses por US$ 60 mil.

No obstante, en esta resolución, la Sala señaló que si bien Tejada figuraba como beneficiaria final de la cuenta, solo “sería una beneficiaria final nominal, no apreciándose que en forma directa o mediante trámite, Jessica Tejada Guzmán realizará transferencias o retiro alguno desde la cuenta de Julson a su favor”, según puede apreciarse en el peritaje contable ordenado por la propia Fiscalía.

Igualmente, la Primera Sala Penal de Apelaciones Nacional aclaró que sería Jorge Cuba el verdadero y real beneficiario de dicha cuenta, en la medida que fue él, a través de Miguel Navarro Portugal, exfuncionario del Ministerio de Transportes, quien ejerció el dominio de dicha cuenta, habiendo dispuesto de dicho monto mediante retiros en efectivo y por transferencias.

Por estas razones, el Colegiado superior concluyó que, a diferencia de lo que ocurrió cuando se dispuso la prisión preventiva, hoy ya no existen graves y fundados elementos de convicción sobre la responsabilidad de Tejada. Esto es, “la sospecha constituida sobre la vinculación de la investigada con los hechos materia de investigación se relativiza”, acotó la Sala.

Igualmente, la Sala Superior tomó en cuenta otros elementos. Uno de ellos fue las características personales de la imputada, en la medida que no registra antecedentes penales o cualquier otra circunstancia que “permita valorar un inminente riesgo de fuga o de obstaculización procesal”.

Otro factor fue el tiempo transcurrido desde la privación de la libertad de Jessica Tejada, el cual ascendía a dos años, tres meses y veinticuatro días; además que la medida de prisión preventiva iba ya a vencer el 2 de agosto de este año.

Exp-243-2017-60-Cese-PP by on Scribd