El presidente del Tribunal Constitucional (TC), Ernesto Blume, descartó conocer a la abogada de Keiko Fujimori, Giulliana Loza, y denunció la existencia de un reglaje en su contra pese a que él, según indica, no tiene “absolutamente nada que ocultar”.

“Es evidente que me están siguiendo, que hay un reglaje, están buscando información sobre mí cuando no tengo absolutamente nada que ocultar […] No tengo absolutamente nada que ocultar. Todo esto me hace recordar a los años 90 en los que, como asesor principal de Alberto Andrade, alcalde entonces de Lima y líder de Somos Perú, Vladimiro Montesinos dijo ‘hay que tocarle el pellejo a Blume’. Entonces, teníamos los teléfonos intervenidos y había reglaje contra nosotros. Casi veinte años después, me encuentro en lo mismo”, indicó en una entrevista al diario “Correo”.

Ernesto Blume, quien fue el ponente de la resolución a favor del hábeas corpus que anuló la prisión preventiva de la excandidata presidencial, respondió así a la presunta investigación que se está realizando sobre una reunión que habría mantenido con Giulliana Loza en noviembre en un restaurante en San Borja, algo que calificó como un “reglaje”.

“No la vi a la abogada Giulliana Loza. No la vi y, por ende, no la saludé y no conversé con la abogada de la ciudadana Keiko Fujimori. Lo digo claramente: Yo nunca vi a la señora Loza. La única vez que la he visto es en la audiencia en el TC durante el hábeas corpus de la ciudadana Keiko Fujimori”, aseguró.

El titular del Tribunal Constitucional calificó como “algo siniestro y delirante” que lo estén acusando de reunirse en público con la abogada de Keiko Fujimori antes de que se aprobara el hábeas corpus a favor de la lideresa de Fuerza Popular, y señaló que no ha recibido notificación alguna de una investigación contra él en el Ministerio Público.

“Si usted se refiere al video que están difundiendo, le aclaro que la dama con la que salgo es mi esposa y nos acompaña un amigo con el que mantenemos mi esposa y yo una larga amistad. Han buscado confundir a la doctora Loza con mi esposa. Se trata de una confusión adrede o una manipulación burda, absurda, sospechosa. No creo, a estas alturas, en una confusión inocente […] Todo esto es parte de una campaña que ha superado todos los límites. Es una suerte de actitud paranoica que ha llegado a niveles de delirio”, indicó el magistrado del TC.

Blume Fortini concluyó señalando que hay un “juego entre perverso y malévolo” de parte de quienes lo quieren implicar en una supuesta trama contra el gobierno de Martín Vizcarra.

“Para alguna mente malévola, delirante, estoy tramando la caída del gobierno del presidente Vizcarra, nada menos, mientras estoy de viaje con mi esposa visitando a mis nietos. Entonces, hay una cierta coherencia en algunos medios que se prestan a un juego entre perverso y malévolo”, señaló.

Giulliana Loza se pronunció a través de Twitter en la misma línea, para asegurar que no se reunió con Ernesto Blume, aunque sí detalló que coincidió con el magistrado en un local antes de retirarse para “evitar especulaciones”.

“Tendencioso hacer creer que soy la mujer que se ve a lo lejos. Ya lo señalé, la única vez que coincidí segundos en un restaurante con el magistrado Blume fue el 12 de novievmbre sobre las 7 pm, apenas verlo me retiré inmediatamente para evitar especulaciones. No lo saludé porque no lo conozco”, dijo la abogada de Keiko Fujimori.