La pandemia de la COVID-19 generó una crisis económica que implica la reducción de salarios y perdida de empleos, lo que impulsó la necesidad de los hogares de generar ingresos extras.

Ante esto, el 40% de los peruanos decidieron iniciar un negocio desde que inició la pandemia, según un estudio de Activa Perú. Esta cifra es 4% mayor de lo que se representaba en octubre del 2020.

“Los peruanos le hacen frente de esta manera a un entorno complicado como el del covid-19, que impacta la economía del país y, por ende, el mercado laboral; a lo que se suma la incertidumbre política de los últimos meses”, dijo Hilario Chong, gerente de la unidad de Customer Experience de la consultora.

De acuerdo con el estudio, el 70% de los encuestados indicó que ellos o alguien en sus hogares perdieron su empleo y de esta cifra, solo el 35% logró recolocarse.

La pérdida de puestos de trabajo, que afectó en mayor medida a las personas de entre 25 a 40 años de estratos bajos, impulsó la idea de iniciar un emprendimiento.

Entre los rubros de negocios por los que más han apostado los peruanos están: comida o abarrotes, vestimenta y calzado.

“Los emprendedores de mayor edad han optado por giros más tradicionales como comida, abarrotes. Los más jóvenes por rubros como ropa, calzado y venta de equipos o accesorios de tecnología”, indica.

Además, el estudio revela que más del 20% de los emprendedores que han iniciado su negocio desde que empezó la pandemia lo han hecho apoyados en algún medio digital como Facebook o Whatsapp.