La campaña escolar próxima a iniciarse supone un reto para los emprendimientos con poca capacidad logística y una forma de solucionar el desafío es facilitar el proceso de compra incorporando nuevas opciones de pago como: lo pagos digitales y transacciones que animen a los clientes a concretar la compra, señaló Mibanco.

A raíz de la pandemia, este servicio es ahora más que nunca algo que los clientes esperan, por lo que como emprendedores no se deberían quedar atrás de la competencia, señaló.
En ese contexto, el Consultorio Financiero de Mibanco mencionó las ventajas de incorporar pagos digitales al negocio, especialmente durante campañas importantes.
Indicó que en primer lugar los pagos digitales traen seis beneficios principales para el negocio:
– Rompe las barreras del uso de efectivo, lo que aumentará el número de clientes potenciales.
– Brinda alternativas de pago al cliente, generando más oportunidades para vender.
– Facilita el registro de compras y ventas, lo que ayuda a controlar mejor el negocio y automatizarlo.
– Minimiza los riesgos de robos y contagios, brindando más seguridad para el emprendedor y sus clientes.
– Transmite modernidad y vanguardia, lo que ayuda a tener clientes más satisfechos y fieles.
– Reduce actividades que quiten tiempo y oportunidades de venta, dándole más tiempo al emprendedor, negocio y su familia.
Además, existen tres modalidades de pagos digitales, cada una con sus propias ventajas y para ello será necesario ver cual se adecúa mejor al giro de negocio que se tiene, es decir, si se vende un producto o un servicio, anotó.
Ello, agregó, ayudará a tomar una mejor decisión sobre el mecanismo que genere más confianza:
– Pago contra entrega: cuando el cliente paga al momento de recibir el producto o servicio. Entre sus ventajas está que genera confianza con clientes que no conocen al emprendimiento o negocio, pero es riesgoso por el alto número de devoluciones que se podrían tener por ausencia del cliente y por el riesgo de que el transportista maneje el efectivo.
– Pago por adelantado: cuando el cliente paga antes de recibir el producto o servicio. Entre sus ventajas está que se asegura la venta desde el inicio evitando riesgos, brinda capital de trabajo disponible (liquidez) y ayuda a mantener un orden en las cobranzas, pero también puede generar un poco de desconfianza, si el cliente no conoce la empresa.
Además, dependiendo del medio de pago podría generar un costo y se requiere ser muy ordenado para cumplir con la entrega.
– Pago mixto (% de adelanto): se puede hacer un mix de las dos formas mencionadas, es decir, el cliente paga un porcentaje por adelantado y el resto cuando recibe el producto o servicio. Es útil para el caso de productos o servicios personalizados para asegurar que el trabajo no sea en vano. Dependerá del rubro y la relación con los clientes.
Una vez evaluada y ya seleccionada la forma de pago más conveniente para el negocio, se tendrá que analizar los distintos medios de pago posibles, refirió.
En ese sentido, indicó que los más populares debido a la coyuntura suelen ser:
– Pagos a través de app o con billeteras digitales: muchos clientes ahora hacen los pagos mediante una transferencia desde la aplicación móvil de su banco. En el caso de las billeteras móviles, no tienen costo, se pueden recibir pagos en tiempo real las 24 horas y hay una variedad para escoger (Yape, Plin, etc.).
Es importante recordar que para recibir los pagos se debe estar afiliado a alguna de estas billeteras. Asimismo, siempre hay que verificar que el pago se refleje en su cuenta.
– Pagos con tarjeta (presenciales): la ventaja de los POS es que permiten aceptar pagos con tarjetas de crédito y débito de todas las marcas, el dinero llega a la cuenta el mismo día o pasados uno o dos días.
Se necesitará un POS y tener una cuenta bancaria para recibir el dinero. Además, se debe tomar en cuenta que este medio de pago tiene un costo promedio de 4 % sobre la venta.
Ahora que ya se sabe la utilidad de estos medios, que no se pase la oportunidad de aprovecharlos e incorporarlos al negocio, pues no solo será útil durante la campaña escolar sino en la gestión del día a día, puntualizó Mibanco.