El inicio del proceso electoral del 2021 ha mostrado, una vez más, la debilidad de nuestro sistema político con partidos sin candidatos y candidatos sin partidos. En ese contexto, El Comercio, con la asistencia técnica del Instituto Internacional para la Democracia y la Asistencia Electoral (IDEA Internacional), evaluó la situación de las 24 organizaciones políticas con inscripción vigente para participar en las elecciones generales del 2021, con base en ocho puntos claves de la reforma política. En promedio, la nota que obtienen es 13.

El actual Congreso no terminó de definir los lineamientos de la reforma política que empezaron el año pasado, durante el período disuelto 2016-2019. Percy Medina, jefe en el Perú de IDEA Internacional, explicó que los nuevos marcos normativos no cambian por sí mismos la realidad del sistema partidario, por lo que es importante la capacidad y voluntad de las organizaciones para adecuarse a los objetivos de la reforma. “Es importante tener una evaluación para determinar dónde estamos, y así analizar las posibilidades de avanzar en los objetivos. Eso es algo importante para los propios partidos”, sostuvo.

Revisa el Semáforo de la reforma política haciendo click en el siguiente enlace:

Participación electoral

Veintiuno de los 24 partidos con inscripción –con excepción del Partido Nacionalista, Restauración Nacional y Todos por el Perú– participaron en las últimas elecciones congresales extraordinarias 2020, aunque únicamente nueve de ellos consiguieron representantes electos. Los altos niveles de participación de organizaciones son una tendencia presente en la mayoría de comicios.

Diecisiete organizaciones han participado en la totalidad de procesos electorales desde que se inscribieron. La alta participación de partidos responde a la falta de filtros, algo que se intentó corregir con las elecciones primarias, pero estas fueron suspendidas por el Congreso a raíz de la pandemia del COVID-19. “La reforma abría la posibilidad de que se inscribieran nuevos partidos acreditando 24.800 afiliados, pero en las primarias había un filtro, donde si no tenías el 1,5% de votos no ibas a las elecciones generales”, explicó Medina.

Si bien aún tienen tiempo para definir si participan en los comicios generales del 2021, de no hacerlo o en caso de no pasar la valla electoral, las organizaciones políticas perderán su inscripción, según manda la ley que modificó la legislación sobre inscripción y cancelación de partidos, la cual fue promulgada en agosto del 2019. La misma norma señala que en los casos de alianzas electorales, se cancela la inscripción del partido de no alcanzar el 6% de los votos válidos; el porcentaje se eleva en 1% por cada agrupación adicional.

Paridad

La presencia de mujeres en la política peruana ha ido en aumento en los últimos años, pero aún resultan insuficientes los espacios otorgados en estas agrupaciones. En el ámbito de los afiliados, casi la totalidad de partidos declara contar con representación femenina. Pero estas cifras disminuyen si observamos los cargos de dirección dentro de cada partido.

Catorce de los partidos inscritos cuentan con menos de 30% de representación femenina en esos cargos, y únicamente Restauración Nacional (43%) y Frepap (49%) superan la valla del 40%. En el Apra y Solidaridad Nacional, solo hay una mujer en los niveles más altos.

A esto se suma que, de los 21 partidos que participaron en las elecciones del 2020, solo cuatro de ellos presentaron más de cinco listas de candidaturas al Congreso regionales con una cabeza femenina. Los partidos que presentaron más listas lideradas por mujeres fueron: el Partido Morado, con 9, seguido por Alianza para el Progreso, Juntos por el Perú y Solidaridad Nacional, con 6 cada uno.

El Congreso disuelto aprobó una norma sobre paridad y alternancia que se ejecutaría de manera gradual. El actual mandato determinó que se aplicarán los criterios a partir del próximo año. Pese a ello, existen dudas sobre su efectividad, debido a que aún no se aprobó la eliminación del voto preferencial.

Democracia interna

Entre los partidos que participaron en los comicios de enero, únicamente Acción Popular realizó elecciones internas que pueden ser consideradas competitivas, con 256 precandidatos para 140 puestos.

Solo Juntos por el Perú organizó elecciones internas abiertas, donde ciudadanos no afiliados al partido participaron en la designación de precandidatos. Mientras, 13 de los 21 partidos realizaron elecciones por delegados. La nueva norma aprobada por este Congreso permite que los partidos decidan si desean desarrollar elecciones internas abiertas o por delegados.

Sanciones y sentencias

En el 2020, el Frepap es el partido que presentó menos candidatos con sentencias registradas en sus hojas de vida (2%), mientras que UPP (15%), Somos Perú (14%) y Podemos Perú (14%) se encuentran en el otro extremo. El actual período parlamentario aprobó una ley que prohíbe que cualquier sentenciado por delito doloso postule a un cargo público.

Medina explicó que la reforma es un proceso gradual, y solo se ha avanzado de manera parcial. En ese sentido, indicó que la reforma seguirá siendo un pendiente para el próximo Congreso.