En el mundo moderno, el lenguaje digital se ha apoderado de todo. Se ha vuelto más común su uso en los documentos jurídicos y no es extraño encontrar menciones al sustantivo ‘wasap’ o al verbo derivado ‘wasapear’ en demandas y denuncias.

Los más aferrados a la vieja escuela encontrarán que estamos ante un asesinato gradual del lenguaje, mientras que los jóvenes entienden que la evolución es un proceso que siempre ha estado presente en la materia.

Sin embargo, hay algunos no-tan-jóvenes que entienden estos cambios y entre ellos está la mismísima Real Academia Española (RAE). Una institución que suele estar en conflicto con las nuevas tendencias, sobre todo con las vinculadas al lenguaje inclusivo.

La RAE publicó el Libro de estilo de la lengua española, una obra pensada en los escritores digitales de la nueva generación. Y que, sin duda, es útil para los amantes de la ley que abordan nuevos términos en sus escritos.

El caso WhatsApp

Probablemente, el caso que más dudas genera es el uso de la palabra WhatsApp, ya que genera varios usos e interpretaciones por su constante presencia en nuestra cotidianidad.

Primero, debemos recordar que la Academia dicta que los extranjerismos en los que la w representa el sonido gu pueden adaptarse con w o escribirse con g, como ha ocurrido en la variación de ‘watchman’ a ‘guachimán’.[1]

En ese sentido, la RAE admite el uso de ‘wasap’ y ‘wasapear’. Aunque coloca varias reglas en el uso de estas.

El uso de ‘wasap’ y ejemplos

En el caso de ‘wasap’, solo es válido cuando nos referimos al mensaje enviado a través de la aplicación de mensajería conocida como WhatsApp. Según el glosario del Libro de estilo también es válida la expresión ‘guasap’ y el plural ‘wasaps’ o ‘guasaps’.[2]

Ejemplos:

– El acusado envió un wasap a la agraviada.

– Se entregan copias impresas de los wasaps enviados desde ese celular.

Como se puede ver, no es necesario colocar la palabra en cursiva ni con comillas.

El uso de ‘wasapear’ y ejemplos

El glosario también señala que ‘wasapear’ es válido, pero en este caso sirve como un verbo que responde al acto de intercambiar mensajes por WhatsApp. Es válido también el uso de ‘guasapear’.[3]

Algunos ejemplos de su uso serían:

– Fue intervenido mientras ‘wasapeaba’ indicaciones a sus socios.

– El sospechoso confesó ‘guasapear’ con la víctima hasta altas horas de la noche.

Otros datos de vital importancia

A través de Fundéu RAE se brindan otras especificaciones claves al usar estas palabras.

  • Al referirnos específicamente a la aplicación, WhatsApp se escribe así, sin adaptar y con mayúscula inicial en la w y en la segunda a ya que así es el nombre oficial del producto.
  • No se tildan ni el singular ni el plural ‘wasaps’ ya que se trata de una palabra aguda terminada en grupo consonántico.

[1] Real Academia Española. Libro de estilo de la lengua española. Barcelona: Planeta. 2018, p. 93.

[2] Op. cit., p. 471.

[3] Idem.