Artículo de información

José Carlos Botto Cayo y Abel Marcial Oruna Rodríguez

21 de junio del 2023

Fue un destacado pintor holandés que dejó una huella imborrable en la historia del arte. Durante las últimas décadas del siglo XIX, el movimiento impresionista marcó el comienzo de una profunda renovación en las artes visuales, que se manifestó a través de diversas corrientes y movimientos del arte contemporáneo. Algunos de los mejores maestros de ese período no pueden ser encasillados en ninguna escuela en particular, ya que abrieron por sí solos nuevos caminos. En este contexto, Vincent van Gogh, artista holandés, ocupa un lugar destacado (Fernández, 2005).

Van Gogh se convirtió en la encarnación del artista atormentado e incomprendido. Durante su vida, solo logró vender una de las numerosas pinturas que creó, las cuales en la actualidad alcanzan precios desorbitados en las subastas. El reconocimiento de su obra no llegó hasta un año después de su muerte, cuando se llevó a cabo una exposición retrospectiva organizada por el Salón de los Independientes. En la actualidad, Van Gogh es considerado unánimemente como uno de los grandes genios de la pintura moderna. Su producción artística ejerció una influencia decisiva en todo el arte del siglo XX, especialmente en el fauvismo y el expresionismo. Después de más de un siglo de experimentación artística, la pincelada enérgica y atormentada del artista holandés, alimentada por la fuerza de su pasión interior, conserva toda su fascinante y poderosa expresividad (Fernández, 2005).

Historia

Vincent Willem van Gogh, reconocido como uno de los artistas más famosos de todos los tiempos, nació el 30 de marzo de 1853 en Groot-Zundert, una pequeña localidad neerlandesa cerca de Amberes, Bélgica. Desde sus primeros días, Vincent cargó con la sombra de la tragedia, ya que su nombre fue heredado del hermano mayor, quien había nacido sin vida un año antes. Vincent provenía de una familia de fuertes raíces religiosas y artísticas: su padre, Theodorus van Gogh, era un pastor protestante, mientras que su madre, Anna Cornelia Carbentus, provenía de una familia acomodada con una conexión con el mundo del arte (Frazão, 2022).

Si bien la familia de Vincent disfrutaba de ciertos privilegios debido al estatus de su padre, la relación con sus padres no fue fácil. Aunque su padre era estricto y de carácter severo, su madre no lograba comprender la excéntrica personalidad de Vincent ni reconocer su genialidad como pintor. A pesar de estos obstáculos, Vincent fue el mayor de seis hermanos y mantuvo un estrecho vínculo con su hermano Theo, quien se convirtió en su principal apoyo y mecenas a lo largo de su vida (Frazão, 2022).

Durante su infancia, Vincent experimentó un ambiente austero y frío. A los siete años, comenzó a asistir a la escuela local, y a los 11 años, fue enviado a un internado en Zevenbergen. Se sintió abandonado y anheló regresar a casa. Aunque su petición fue en vano, dos años después, fue trasladado a una prestigiosa escuela secundaria en Tilburg (Frazão, 2022).

Conforme Vincent crecía, su espíritu inquieto y su búsqueda de propósito lo llevaron por diferentes caminos. A los 16 años, su tío Cent, socio de la empresa Goupil & Cie, le consiguió un empleo como marchante de arte en La Haya. Vincent demostró talento en esta profesión y, en 1873, a los 20 años, fue transferido a la sucursal de la empresa en Londres, donde disfrutó de la vida cultural de la ciudad. En estos días, una decepción amorosa y su peculiar carácter lo llevaron a un período de aislamiento y dificultades emocionales (de la Morena, 2023).

Después de su despido de Goupil & Cie, Vincent regresó a Inglaterra y trabajó en empleos no remunerados como maestro auxiliar y predicador adjunto. Durante este tiempo, su familia se trasladó a Etten, y Vincent, afectado emocionalmente, fue persuadido por sus padres para quedarse y trabajar en una librería en Dordrecht. Su interés por la religión lo llevó a intentar ingresar a la Facultad de Teología de la Universidad de Ámsterdam, pero abandonó sus estudios después de un año debido a su dificultad para seguir el currículo (de la Morena, 2023).

Vincent sufrió una nueva decepción cuando suspendió un examen para convertirse en predicador laico en una escuela misionera protestante cerca de Bruselas. A pesar de estos reveses, su vocación religiosa seguía presente. A los 25 años, aceptó la oportunidad de convertirse en predicador laico en la región minera de Borinage, Bélgica, donde vivió entre los mineros y sus familias en condiciones extremas de pobreza. Vincent se dedicó a ayudar a los menos afortunados, llegando incluso a compartir su comida y vestimenta. Por tal razón, su compromiso con los necesitados fue malinterpretado por las autoridades religiosas, y no le renovaron su contrato (de la Morena, 2023).

A pesar de la adversidad, Vincent encontró en el arte una forma de expresión y refugio. Desde su infancia, había mostrado interés por el dibujo, y durante su tiempo en Borinage, comenzó a retratar a los mineros y a plasmar la dura realidad que enfrentaban en sus obras. Fue entonces cuando Vincent van Gogh, a los 27 años, decidió dedicarse por completo a la pintura, abrazando así su tercera y última profesión.

El camino de Vincent hacia la grandeza artística no fue fácil, pero su obra maestra estaba por venir. En los años siguientes, pintó algunas de las obras más reconocidas en la historia del arte, como “Los Girasoles”, “La Noche Estrellada” y “Los comedores de patatas”. Su estilo único y su enfoque emotivo capturaron la esencia de la vida cotidiana y transmitieron su propio sufrimiento interior (de la Morena, 2023).

La pintura

En 1880, decidió seguir una carrera como pintor y su estilo comenzó a tomar forma. Sus pinturas retrataban la vida cotidiana de las personas de bajos recursos y reflejaban su propia personalidad. Su obra “El tejedor” se destaca como uno de sus trabajos más reconocidos de esta época (Redacción, 2022).

Después de trasladarse a París con su hermano Theo, Vincent experimentó con el neoimpresionismo y estableció amistades artísticas, como la que tuvo con Paul Signac. Su pasión por plasmar sus experiencias personales se reflejó en su arte, donde buscaba transmitir su interioridad y emociones. Sus obras, como la pintura de sus zapatos y su dormitorio, mostraban una intensidad similar a la de sus paisajes, con pinceladas cargadas de significado (Redacción, 2022).

Vincent van Gogh llegó a Arles, Francia, en 1887, donde produjo gran parte de su obra, incluyendo autorretratos, paisajes y pinturas de flores como “Los girasoles” y “La terraza de café en la Place du Forum”. Durante esta etapa, se destacó la influencia y el apoyo de su hermano Theo, quien fue el único que le compró un cuadro en su vida (Redacción, 2022).

En Arles, Van Gogh creó su famosa obra “El dormitorio del artista en Arlés”, donde buscaba transmitir la sensación de descanso y paz a través de la simplificación de los colores. Sin embargo, su tiempo en Arles también estuvo marcado por la llegada de su amigo y compañero Paul Gauguin, con quien vivió durante un tiempo, pero su convivencia no fue armoniosa (Redacción, 2022).

Uno de los episodios más conocidos de la vida de Van Gogh es el incidente en el que se cortó la oreja. En diciembre de 1888, tras una discusión con Gauguin, Van Gogh se arrepintió y se cortó el lóbulo de la oreja, entregándoselo a Gauguin antes de que su convivencia terminara. Existen diferentes versiones sobre los detalles de este incidente, pero la certeza es que Van Gogh perdió parte de su oreja, lo cual quedó plasmado en su autorretrato “Autorretrato con la oreja cortada y pipa” (Redacción, 2022).

En mayo de 1889, después de la visita de su hermano Theo a Arles, Van Gogh decidió ingresar al hospital psiquiátrico de Saint-Rémy-de-Provence, donde permaneció internado durante un año. Esta fue una etapa difícil para el artista, pero también fue un período en el que continuó creando y produciendo obras significativas (Redacción, 2022).

La vida de Vincent van Gogh estuvo marcada por una serie de eventos turbulentos, pero también fue durante estos momentos difíciles que produjo algunas de sus obras más reconocidas y dejó un legado artístico duradero (Redacción, 2022).

La muerte de Van Gogh y la versión del asesinato

Según los biógrafos Naifeh y Smith, Vincent van Gogh no se suicidó, sino que fue víctima de un disparo accidental por parte de dos jóvenes conocidos en 1890. Después de una extensa investigación, encontraron evidencia que contradice la creencia popular de que se suicidó en un campo de trigo. Según su teoría, Van Gogh protegió a los jóvenes asumiendo la culpa del incidente. Aunque hay discrepancias en cuanto a esta conclusión, los autores consideran que estas revelaciones arrojan luz sobre la compleja personalidad del artista y enriquecen la comprensión de su obra (Redacción, BBC, 2011).

Referencias

de la Morena, R. y. (21 de Marzo de 2023). Mentes curiosas. Obtenido de Van Gogh: una vida atormentada; una muerte misteriosa: https://www.youtube.com/watch?v=yLfMY5QKLz0

Fernández, T. y. (17 de abril de 2005). Biografias y vidas. Obtenido de Biografia de Vincent van Gogh: https://www.biografiasyvidas.com/biografia/g/gogh.htm

Frazão, D. (15 de Diciembre de 2022). ebiografia. Obtenido de Vincent van Gogh: https://www.ebiografia.com/van_gogh/

Redacción. (17 de Octubre de 2011). BBC. Obtenido de Aseguran que Van Gogh no se suicidó: https://www.bbc.com/mundo/noticias/2011/10/111017_arte_van_gogh_suicidio

Redacción. (13 de Febrero de 2022). El Comercio. Obtenido de Vincent Van Gogh: el artista que murió en la pobreza cuya obra ahora vale millones y que llega a Perú: https://elcomercio.pe/mundo/europa/italia-aumentara-el-precio-de-los-museos-para-proteger-obras-de-agresiones-noticia/