Situación favorece mayores rendimientos de los bonos soberanos, comenta Julio Velarde.

El Perú tiene fundamentos macroeconómicos sólidos que le permiten tener estabilidad en el tipo de cambio y en los rendimientos de los bonos soberanos, no obstante, la coyuntura política local, resaltó el presidente del Banco Central de Reserva (BCR), Julio Velarde.

“Uno de los países en que hay fundamentos más fuertes es el Perú. La semana pasada estuve en una reunión con cientos de inversionistas en Londres, y me enteré que al Perú lo consideran un país aburrido, porque hay líos políticos, acusaciones de corrupción, y el dólar prácticamente no se mueve, el rendimiento de los bonos del Tesoro peruano en soles tampoco. Más bien, si hubiera más papeles de deuda estarían dispuestos a comprarlos”, explicó.

Escenario

Refirió que el escenario central de las proyecciones del ente emisor para el crecimiento de 4% de la economía peruana en el 2019 se mantiene, aunque aumentó la incertidumbre en los mercados internacionales.

Sin embargo, enfatizó que los inversores extranjeros tienen interés por los papeles de deuda peruanos. “Lo que falta para que ingresen fondos más grandes, es tal vez una mayor liquidez del mercado peruano, pero realmente en fundamentos no hay comparación con otro país”, subrayó.

“En el Perú renuncia un presidente, la lideresa de la oposición queda detenida, hay un escándalo del Poder Judicial y el tipo de cambio no se mueve, el rendimiento de los bonos tampoco. En la región somos un país con fundamentos macro muy sólidos”, reiteró.

Asimismo, indicó que espera que este año el ruido político en el país sea bastante menor y la inversión pública y la privada tengan un mejor desempeño.

“Los problemas son más internacionales, los problemas domésticos no fueron tan importantes en el 2018 y parece que no lo serán ahora”, agregó.

Menor fortaleza del dólar

Velarde sostuvo que la mayor parte de los analistas prevén que el dólar en este año no tendrá la fortaleza que mostró en su cotización en el mercado local durante el 2018.

Explicó que el reciente repunte de la cotización del dólar en los últimos días se debe a los temores de los inversores respecto al crecimiento de China y las menores utilidades de algunas empresas internacionales.