Cartera de iniciativas en marcha de este sector suma US$ 9,000 millones, señala MEF.

El ministro de Energía y Minas, Francisco Ísmodes, afirmó que el futuro minero del país está seguro y el interés de los inversionistas se mantiene, no obstante que puedan existir situaciones de conflictividad.
 

En su exposición ante el Congreso para explicar la decisión de suspender la licencia de construcción del proyecto Tía María (Arequipa), indicó que sector está enfocado en el desarrollo de las regiones, con una actividad minero-energética responsable.

“No es posible que, en nuestro país, la minería no haya dado muestras claras de generar bienestar y desarrollo en las poblaciones cercanas a los proyectos mineros”, precisó.

Por tal motivo, comentó que el Minem, al lado del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), trabaja mediante el Plan Nacional de Competitividad y Productividad, resaltando la necesidad de que la labor minera debe tener una estricta relación con el aprovechamiento de los recursos mineros en beneficio de los ciudadanos.

Asimismo, Ísmodes reconoció la labor desarrollada para lograr consensos respecto al proyecto minero.

Detalló que se identificaron proyectos por desarrollarse en la provincia de Islay, para lo cual se sostuvieron reuniones con el alcalde provincial y el gobernador regional de Arequipa a fin de exponer alcances de estas iniciativas.

Entre estos proyectos destacan el Hospital de Mollendo y el centro de salud de Cocachacra, actualmente en ejecución por 106 millones de soles.

Esfuerzos

Por su parte, el ministro de Economía y Finanzas, Carlos Oliva, destacó el esfuerzo del Gobierno por solucionar los conflictos sociales mediante el diálogo, mecanismo que –aseguró– está dando buenos resultados.

“Estamos en la línea correcta”, aseveró durante su intervención ante el pleno del Congreso, adonde acudió junto con Ísmodes para informar sobre la evolución de la actividad económica, la minería en el Perú y la situación del proyecto Tía María.

Oliva sostuvo que no se pueden solucionar conflictos específicos para proyectos específicos, sino trabajar de manera integral en el desarrollo de una agenda económica con visión de país.

Remarcó que la agenda del país es mucho más grande que los problemas; en ese sentido, solicitó el apoyo del Congreso en la aprobación de iniciativas legislativas orientadas a promover el progreso nacional.

Además, dijo esperar que en esta legislatura se avance a una velocidad aún mayor en beneficio de los peruanos.

Inversiones

El ministro Oliva afirmó, asimismo, que la cartera de proyectos mineros en etapa de construcción en el país asciende a 9,000 millones de dólares, y el más importante es el de Quellaveco, que tiene comprometida una inversión de 5,000 millones de dólares.

“El potencial que tenemos en la minería es superimportante, actualmente hay una cartera de 47 proyectos por 58,000 millones de dólares, y el 15% ya está en ejecución”, subrayó.

Refirió que entre los proyectos que están en construcción, además de Quellaveco, figuran Minas Justa, la ampliación de Toromocho, Quecher Main, Ariana y Relaves B2.

Proyecto Tía María

Sobre el proyecto Tía María, el ministro Carlos Oliva especificó que representa una inversión de 1,400 millones de dólares, utilizará agua de mar desalinizada y tendrá una vida útil de 18 años; además, generará 3,600 empleos durante la etapa de construcción y 600 en la etapa de producción.

Sostuvo que contribuiría con 0.2 puntos porcentuales en el crecimiento del PBI nacional en el primer año de construcción y 0.5 puntos porcentuales en el primer año de producción de cátodos de cobre.

Además, informó que el Gobierno nacional, los regionales y locales recibieron 57,169 millones de soles por concepto de canon y regalías mineras desde el 2004.

“Uno de los factores positivos que nos deja la minería es lo que se conoce como el canon y regalías, el canon es la mitad del impuesto a la renta que pagan las empresas mineras”, agregó.

Asimismo, refirió que estos recursos deben ser invertidos principalmente en obras de infraestructura.

En el caso de Arequipa, precisó que en lo que va del año las transferencias al gobierno regional y las municipalidades suman 759 millones de soles.

De otro lado, señaló que las protestas contra el proyecto Tía María, de acuerdo al cálculo de su portafolio, ha tenido un impacto en Arequipa de 250 millones de soles en los sectores agropecuario, comercio, transporte, alojamiento y restaurantes.

Al cierre de esta edición continuaba en el Congreso el debate de los miembros de las bancadas parlamentarias tras la presentación de los ministros.

MEF: lo peor ya pasó

El ministro Oliva señaló que “lo peor ya pasó” respecto al desempeño macroeconómico del Perú en este año, luego de los bajos crecimientos registrados en abril y mayo. Refirió que los shocks que afectaron el menor producto bruto interno (PBI) primario en los referidos meses, estuvieron en los sectores de pesca y minería. “La buena noticia es que estos shocks están desapareciendo, porque precisamente eran transitorios, y en ese sentido la expectativa que tenemos para los próximos meses es mucho mejor de lo que ha sucedido durante el primer semestre”. Oliva indicó que hoy se va a publicar la cifra oficial del crecimiento económico de junio del presente año. “Nuestros cálculos revelan que (el PBI de junio) va a estar ligeramente por encima del 2.5%, lo cual refleja que estos shocks negativos de abril y mayo, en que la economía no ha crecido más del 1%, ya se han empezado a revertir”, subrayó en su presentación ante el Congreso de la República.

“Y la expectativa para julio también está pintando bien, y es muy probable que superemos incluso la cifra de junio”, agregó. En ese sentido, refirió que los indicadores adelantados del PBI de julio son favorables, como la producción de electricidad, desembarque de anchoveta, el consumo interno de cemento y la importación de bienes de capital.

“Tenemos cifras para julio que nos dan alguna luz de que esto podría mejorar ese mes, con lo cual se confirmaría esta historia de que lo peor ya pasó, abril y mayo fueron meses bastante malos, sobre todo por el PBI primario, pero ya se empezaron a revertir en junio y probablemente en julio”, subrayó.