Karem Barboza Quiroz

Las influencias del ex magistrado supremo César Hinostroza Pariachi no se limitaron solo al Poder Judicial, el Ministerio Público y el Congreso de la República. También se extendieron al más alto nivel diplomático.

Audios obtenidos en exclusiva por El Comercio ponen en evidencia que el ex juez supremo también recurrió a sus contactos en el Ministerio de Relaciones Exteriores para que faciliten que él y su familia obtuvieran sus pasaportes diplomáticos con mayor rapidez.

Las conversaciones son protagonizadas por el hoy prófugo Hinostroza y el embajador César Enrique Bustamante Llosa, director general de Comunidades Peruanas en el Exterior y Asuntos Consulares del Ministerio de Relaciones Exteriores.

Según los registros, entre octubre del 2017 y marzo del 2018, Hinostroza llamó 23 veces a Bustamante y este último le hizo 11 llamadas al ex juez supremo. Es decir, dialogaron telefónicamente en al menos 34 oportunidades en un lapso de seis meses.

En uno de los primeros audios, del 27 de diciembre del 2017, Hinostroza llamó a Bustamante, a quien se dirige como “tocayito”. El ex magistrado habla sobre el trámite de su pasaporte y la situación en que se encuentra, ya que quería viajar a Estados Unidos. El diplomático le informa que solo falta la firma del pasaporte de su esposa, pero que el funcionario encargado de ello estaba fuera.

“Ya, dime. Entonces, la primera semana, si se firmara, ¿qué? ¿Cuál es el otro trámite? Tengo que ir al… a llenar una ficha en la embajada, ¿no?”, le pregunta Hinostroza.

Ante ello, Bustamante le responde que luego debe llenar una ficha por Internet y poner una foto electrónica, y que posteriormente él mismo se encargaría de enviar a su chofer para hacerle el trámite de la visa. “Una vez que se remita eso, este, nada. Eh, lo envío con mi chofer a que emitan la visa”, le dice Bustamante Llosa.

La conversación no queda allí. Hinostroza le vuelve a realizar otra consulta al embajador, pues asegura que quiere prever que sus documentos estén en regla ya que saldría de vacaciones entre febrero y marzo del 2018; por lo que no quería tener inconvenientes: “Cesítar, una consulta. De protocolo me dijeron que sacara el pasaporte como uno normal para que me pongan la visa de turismo allí. ¿Eso se puede hacer después, no?”.

Bustamante le responde que sí y que eso lo pueden hacer después. Luego le pide a Hinostroza que no se preocupe pues él mismo estaba detrás de su trámite. “Ya, no te preocupes por el tema, yo estoy atrás. Una vez que se firme eso, esté la nota, arrancamos con lo otro”, le asegura.

Ambos se despiden y quedan en almorzar la primera semana de enero para “conversar de algunas cositas”. “Ya, mi hermanito, perfecto”, se despide Hinostroza.

Resolución de Cancillería que lo designa como Agente de Perú ante España.
Resolución de Cancillería que lo designa como Agente de Perú ante España.

—“La incluimos en el paquete”—
La siguiente conversación data del 4 de enero del 2018 y en esta Hinostroza le agradece a Bustamante pues ya le habían entregado su pasaporte. Pero le explica que hay un nuevo problema por solucionar: Su hija, de 23 años, ya no podía acceder al pasaporte diplomático pues no le correspondía por ser mayor de edad; y, además, no tenía visa.

“Ya, bueno. Tendríamos que incluirla en el paquete”, le responde Bustamante. Hinostroza, agradecido, le dice: “Oye, pucha. Ahí sí mi hija te va a poner una vela. Ella se iba a ir a estudiar college hace años, le cancelaron porque no fue. No fue por cuestiones familiares. Ya había ingresado, ya tenía todo”.

Entonces, Bustamante pasa a explicarle que, al día siguiente [viernes], debe enviar una carta para que la estudiante obtenga de manera rápida el documento. “Diciendo… con el pasaporte de ella, incluyendo que este… que ella va a viajar contigo […] Pero que me lo haga… que me lo alcancen a primera hora porque mañana es viernes, ah”, le advierte el funcionario.

— ¿Designación incompatible?—
Cabe recordar que Bustamante Llosa fue el diplomático que designó la cancillería para viajar a España a fines del 2018 para tramitar la extradición de Hinostroza.

Así se deja constancia en la Resolución Ministerial 0591/RE-2018 del 17 de octubre del 2018, en la que se indica que “resulta conveniente que el Director General de Comunidades Peruanas en el Exterior y Asuntos Consulares viaje a la ciudad de Madrid, Reino de España”, a fin de activar los mecanismos de cooperación sobre la situación legal del ex juez supremo.

“Autorizar el viaje, en comisión de servicios, del Embajador en el Servicio Diplomático de la República César Enrique Bustamante Llosa, Director General de Comunidades Peruanas en el Exterior y Asuntos Consulares, a la ciudad de Madrid, España, del 18 al 24 de octubre de 2018”, señala el documento.

Al respecto, la cancillería respondió a El Comercio que no tenía conocimiento de las llamadas entre Bustamante e Hinostroza. “Con relación a las consultas realizadas, le comento que la cancillería ha tomado conocimiento de los supuestos audios a través suyo”, indicaron ante nuestra consulta.

Disposición fiscal sobre la fuga del ex juez supremo César Hinostroza Pariachi.
Disposición fiscal sobre la fuga del ex juez supremo César Hinostroza Pariachi.

Por otro lado, anotaron que el funcionario fue designado para lograr la “expulsión” del ex juez supremo, “lo que no prosperó pues aquel no registró un ingreso irregular a España”.

—Le ofrecieron ayuda—
Las influencias del ex magistrado han preocupado a las autoridades que investigan el caso. Según los documentos de las investigaciones de la fiscalía anticorrupción de Tumbes, César Hinostroza habría dicho a las personas que posibilitaron su fuga que tenía influencias al más alto nivel que iban a mantener activos su pasaporte y visas para que pudiera salir del país.

Tras abandonar el país, el 7 de octubre del 2018, se atribuyó su fuga a un descuido de agentes de la División de Investigación de delitos de Alta Complejidad (Diviac) a cargo del coronel Harvey Colchado. Sin embargo, las investigaciones indican que la ayuda para Hinostroza habría provenido de sus contactos diplomáticos.

Un aspirante a colaborador eficaz declaró ante la Fiscalía Anticorrupción de Tumbes que Hinostroza les había asegurado que “se había encargado personalmente” de que no sea anulado su pasaporte ordinario, dado que su pasaporte diplomático sí fue anulado cuando lo destituyeron.

El mismo documento fiscal da cuenta de que el colaborador contó que Hinostroza Pariachi agregó “que había venido al norte [Tumbes] porque tenía conocimiento que el día 6 de octubre del 2018 a las 12 de la noche se desactivaba su alerta de impedimento de salida del país y que no iba a tener problema alguno porque sus investigaciones estaban atrasadas”.

Sin embargo, las alertas nunca se desactivaron y, según lo declarado por Yhennifferd Bustamante Moretti –la inspectora de Migraciones que confesó haberlo ayudado en su fuga–, tuvo que ingresar su DNI para que las alarmas no se activasen. “Señalando Yhennifferd que realizó la simulación del control ingresando su propio DNI al sistema, hecho que conllevó a que no se activen las alarmas de impedimento de salida del país que recaían sobre él”, se lee en el documento fiscal.

Fuentes vinculadas a la investigación a Hinostroza comentaron que esto podría demostrar que alguien al más alto nivel le habría ofrecido a el ex juez suspender las alertas en su contra, pero que al final no pudo cumplir porque ello depende del Ministerio del Interior.

Según información de cancillería, “la Dirección General de Comunidades Peruanas en el Exterior y Asuntos Consulares tiene como funciones específicas, entre otras, el proteger, cautelar y promover los intereses del Estado en el exterior, así como representar al ministerio en las gestiones y negociaciones en el ámbito de su competencia”.

El Poder Judicial informó a este Diario que el pasaporte diplomático se tramita únicamente a través de oficios a la Dirección de Privilegios e Inmunidades de la cancillería y no con la Dirección General de Comunidades Peruanas en el Exterior y Asuntos Consulares, cuya única relación es la fabricación física del pasaporte.

Similar respuesta obtuvimos desde Torre Tagle, que informó que es la Dirección de Privilegios e Inmunidades de la cancillería la que participa en la expedición de pasaportes diplomáticos, que depende de la Dirección General de Protocolo y Ceremonial del Estado del Ministerio de Relaciones Exteriores.

—Gestos “de cortesía”—
Este Diario se comunicó con el embajador Bustamante Llosa, a través del mismo número abonado al que Hinostroza lo llamó. El diplomático sostuvo que las deferencias que tuvo con el magistrado, eran un acto de “cortesía”.

“Es un gesto de cortesía a un juez supremo, que no se preocupe que yo voy a estar preocupado por sus temas, yo puedo estar detrás de su tema, porque es un gesto de cortesía”, indicó.

El diplomático dijo que está fuera del país y que no tenía “ninguna” amistad con Hinostroza, pero lo conocía por “su rol como juez supremo”.

Aseguró que él estaba a cargo de la emisión del “documento de viaje” y que a su cargo también estaba “la fábrica de pasaportes”. “Yo al señor Hinostroza lo conozco por un evento que se hizo en México y que coincidimos en el aeropuerto y de allí nada más”, indicó. Agregó que ello fue antes de que el ex juez hiciera su trámite para obtener el pasaporte diplomático.

Además, aseveró que solo se comunicó “dos o tres veces” con él “para preguntar sobre la situación de su pasaporte”. Sin embargo, los registros muestran que hablaron al menos 34 veces. Consultado sobre su interés en que Hinostroza obtenga los pasaportes de manera rápida, el embajador afirmó: “En la medida que una persona tiene que hacer un viaje y el tiempo le gana […] yo no voy a estar cuestionando a un magistrado supremo”.

Sobre su ofrecimiento de enviar a su chofer para tramitar la visa para el ex juez, reiteró: “No solamente lo hago con él sino con otras personas que tienen un nivel. Es un gesto de cortesía para procesar el documento”.