El acceso a financiamiento sigue siendo complicado, según la indagación, ya que deben evaluar detalladamente el costo/beneficio de lo que ofrece cada entidad.

Hace algunos años, las actividades empresariales realizadas por mujeres pasaban desapercibidas o eran poco visibilizadas debido a la escasez de oportunidades. Hoy en día, su aporte económico y social consolida un notable aumento y una gran participación en la fuerza laboral.

El Perú es un país de emprendedores y las mujeres son parte de ello. Actualmente, de acuerdo al resultado del estudio Perfil del emprendedor peruano del bicentenario, de Caja Trujillo, las mujeres representan al 60% del total de emprendedores que existen en el país.

La pesquisa señala que las razones por las que optan por tener un emprendimiento son muy variadas, ya sea por necesidad, interés, deseo de generar mayores ingresos a través de sus negocios o lograr cumplir sus planes personales, familiares, etc. Además, tienen como meta el poder tener un negocio que sea sostenible en el tiempo y con posibilidades de expansión.

No obstante, el acceso a financiamiento suele ser complicado, según la indagación, ya que deben evaluar detalladamente el costo/beneficio de lo que ofrece cada entidad, las tasas y los plazos con los que trabaja cada financiera con la que desean acceder a créditos. Además, a esta situación se suma la disputa con los estereotipos en diferentes mercados liderados principalmente por varones.

“Son mujeres que buscan y generan oportunidades para poder salir adelante (…) Piensan muy bien los nuevos planes que desean realizar y lo que necesitan, esto incluyendo la búsqueda de capital, alianzas estratégicas, digitalización, entre otros”, señaló José Camacho, Gerente Central de Negocios de Caja Trujillo.