Presidente Pedro Castillo aprueba políticas públicas del Estado y establece los diez principales ejes de su gobierno. // Lineamientos generarán bienestar y protección social con seguridad alimentaria y reactivación económica.

El presidente de la República, Pedro Castillo, fijó a través del Decreto Supremo 164-2021-PCM la Política General de Gobierno 2021-2026 que establece los diez principales ejes de su gobierno con proyecciones a corto, mediano y largo plazo para el Perú del Bicentenario.

Entre los objetivos de dicha norma se contemplan mejorar la calidad de vida de todos los peruanos, más vacunas contra la covid-19, lucha contra la inseguridad ciudadana, educación técnica productiva, fortalecimiento de la descentralización basado en el diálogo, potenciar la industria nacional y otros.

Esta política general sienta las bases de la segunda reforma agraria, pues incluye lineamientos y prioridades para promover el desarrollo de los más de dos millones de hombres y mujeres del campo y de la agricultura familiar.

Ejes interrelacionados

La norma establece que esta Política General de Gobierno se desarrolla sobre diez ejes que están interrelacionados y que guardan consistencia con el marco de políticas y planes del país. Estos ejes cuentan con lineamientos y líneas de intervención que orientan las acciones de las distintas entidades públicas para el alcance de estos objetivos.

De los diez ejes principales establecidos, los dos primeros están vinculados con el sector agrario: generación de bienestar y protección social con seguridad alimentaria; reactivación económica y de actividades productivas con desarrollo agrario y rural.

Respecto al primero, se busca promover la seguridad alimentaria para combatir el hambre y la desnutrición impulsando los programas de compras estatales poniendo hincapié en la producción agrícola, ganadera e hidrobiológica nacional para combatir el hambre y la desnutrición.

Reactivación productiva

Asimismo, promover mecanismos de apoyo a las organizaciones sociales de ollas comunes y comedores populares para combatir el hambre en las zonas rurales y urbanas.

El segundo ejes dispone el impulso de la reactivación de actividades productivas con desarrollo agrario y rural, cuyas líneas de intervención consisten en otorgar a servicios de extensión, capacitación, asistencia técnica y crédito, promoviendo la asociatividad y el cooperativismo; promover la seguridad hídrica en el agro con siembra y cosecha de agua.

Prevé impulsar la industrialización rural y la transformación productiva del campo; desarrollar una banca de fomento agrario al servicio de la agricultura familiar, comunera y cooperativa en el país, así como promover el desarrollo ganadero y de camélidos sudamericanos, con mejoramiento genético y de pastos, con adecuada gestión de los recursos naturales.

Lineamientos prioritarios

También se aprobaron los lineamientos prioritarios y las líneas de intervención de cada uno de los diez ejes, entre los que se encuentran fortalecer las acciones de lucha contra la pandemia por el covid-19, promover el empleo decente y la empleabilidad, determinar acciones para el fortalecimiento del ordenamiento territorial en el Perú.

Además, se plantea fortalecer el sistema democrático, mediante líneas de intervención como consolidar la institucionalidad democrática, la gobernabilidad y la participación política de los ciudadanos, e impulsar una cultura de diálogo y concertación en la sociedad, como forma de garantizar la gobernabilidad y la democracia.

Asimismo, la norma establece garantizar el acceso inclusivo, seguro y de calidad al entorno digital y los derechos de los pueblos indígenas u originarios y del pueblo afroperuano, entre otros lineamientos prioritarios.

Diez ejes

1) Generación de bienestar y protección social con seguridad alimentaria.

2) Reactivación económica y de actividades productivas con desarrollo agrario y rural.

3) Impulso de la ciencia, tecnología e innovación.

4) Fortalecimiento del sistema educativo y recuperación de los aprendizajes.

5) Descentralización, fortalecimiento institucional y del servicio civil.

6) Fortalecimiento del sistema democrático, seguridad ciudadana y lucha contra la corrupción, narcotráfico y terrorismo.

7) Gestión eficiente de riesgos y amenazas a los derechos de las personas y su entorno.

8) Gobierno y transformación digital con equidad.

9) Conducción de una diplomacia nacional, autónoma, democrática, social y descentralizada.

10) Estado Intercultural para la promoción de la diversidad cultural.