Esta serie de apuntes no tiene como objetivo enseñar música; sino auxiliarnos de ella para educar, educarnos y beneficiarnos de las diferentes virtudes que produce en nosotros. Los sonidos armoniosos, las construcciones geniales de autores y ejecutantes; la capacidad y vitalidad de los directores de orquesta los escenarios históricos y las razones de la existencia de las composiciones son solo algunos pretextos para involucrarnos en esta aventura. Escucharlo en un salón de clase, en casa, en el auto, en una reunión social; toda ocasión sirve de pretexto para compartir estas obras

  • La obra musical de Josef Strauss “Die Libelle” ejecutada por Carlos Kleiber en el marco del concierto de Año Nuevo 1989. Una ejecución musical que calma y ayuda a reencontrarnos.https://www.youtube.com/watch?v=dunn_2wAs0o


ABEL MARCIAL ORUNA RODRIGUEZ