Esta serie de apuntes no tiene como objetivo enseñar música; sino auxiliarnos de ella para educar, educarnos y beneficiarnos de las diferentes virtudes que produce en nosotros. Los sonidos armoniosos, las construcciones geniales de autores y ejecutantes; la capacidad y vitalidad de los directores de orquesta los escenarios históricos y las razones de la existencia de las composiciones son solo algunos pretextos para involucrarnos en esta aventura. Escucharlo en un salón de clase, en casa, en el auto, en una reunión social; toda ocasión sirve de pretexto para compartir estas obras

Cada una de nuestras intervenciones van acompañadas de una breve referencia para ilustrarnos del que esperamos su mejor acogida.

9 Chopin. “La polonesa. Heroica” por Arthur Rubinstein en 1973. Una extraordinaria ejecución de la obra de Frederic Chopin. Luego de la derrota de Napoleón, sus enemigos Rusia, Prusia y Austria forman la Santa Alianza. Uno de los acuerdos es que Polonia forme parte de Rusia gobernado por Alejandro I que da cierta independencia hasta permitirle elaborar su propia Constitución. En noviembre de 1930 se produce una insurrección que buscaba independizar a Polonia. Chopin viaja a Paris y compone esta obra. (Guisado, 2013). En la misma obra se nota el objetivo nacionalista de independencia, el romanticismo de vivir en paz. En los compases desde el minuto 3.15 al 4 20 aproximadamente, apreciamos la ejecución (con la mano izquierda-en clave Fa) se aprecia un claro sentido de marcha o avance seguro o lucha y a la vez en clave Sol (ejecución con la mano derecha) se identifica la motivación que es el ánimo o la búsqueda de libertad.

Abel Oruna Rodríguez