Esta serie de apuntes no tiene como objetivo enseñar música; sino auxiliarnos de ella para
educar, educarnos y beneficiarnos de las diferentes virtudes que produce en nosotros. Los
sonidos armoniosos, las construcciones geniales de autores y ejecutantes; la capacidad y
vitalidad de los directores de orquesta los escenarios históricos y las razones de la existencia
de las composiciones son solo algunos pretextos para involucrarnos en esta aventura.
Escucharlo en un salón de clase, en casa, en el auto, en una reunión social; toda ocasión sirve de pretexto para compartir estas obras

Cada una de nuestras intervenciones van acompañadas de una breve referencia para
ilustrarnos del que esperamos su mejor acogida.

11 Wolfgang Amadeus Mozart. Sinfonía N° 40. Orquesta Sinfónica de Boston, dirigida
por Leonard Bernstein. Fue compuesta en sólo un mes. La premura tiene que ver
con la miseria que padecía a solo meses de la muerte de su hija. El primer
movimiento posee una de las melodías más características de la música clásica
universal y lleva el sello del autor es decir la visión positiva e iluminada de su estilo
sobre la base de oboe, clarinete y cuerdas. El segundo movimiento es un andante
lleno de melancolía y serenidad, en el que la melodía principal pasas de las violas a
los violines. Sigue un minué majestuoso con un trío pastoril para culminar en un
impetuoso final de los violines. (De Lucas, 2010)

Abel Oruna Rodríguez