Justicia ecuatoriana dispuso declarar la inconstitucionalidad de los artículos 149 y 150 del Código Orgánico Integral Penal (COIP), los cuales penalizaban el aborto y solo lo permitía en casos donde la mujer está en peligro o el embarazo fue producto de una violación a una mujer con discapacidad mental

Este miercoles 28 de abril de 2021, la Corte Constitucional de Ecuador dispuso despenalizar el aborto para aquellas mujeres que presenten un embarazo producto de una violación. Asimismo, declaró la inconstitucionalidad de los artículos 149 y 150 del Código Orgánico Integral Penal (COIP), referentes al aborto.

Esta decisión se dio tras una demanda de inconstitucionalidad plateada por agrupaciones de mujeres feministas en el 2020. En esta demanda se alegaba una discriminación en el contenido de los artículos que penalizan el aborto en Ecuador, ya que la legislación actual solo permitía la interrupción voluntaria del embarazo cuando está en peligro la vida de la mujer o el embarazo fue producto de una violación a una mujer con discapacidad mental.

Este histórico fallo del alto tribunal ecuatoriano se dio con siete votos a favor y dos en contra. Asimismo los artículos que ahora son inconstitucionales regulaban penas privativas de libertad de entre seis meses a dos años para una gestante que abortase o toda persona que interviniera en la interrupción voluntaria del embarazo. Del mismo modo, precisaban las dos situaciones en las que el aborto no era punible y que, según las organizaciones feministas, era discriminatorio en relación a otros casos de violación, fundamento de la demanda de inconstitucionalidad presentada en junio pasado.

Cabe resaltar que las organizaciones defensoras de derechos de la mujer, quienes presentaron la demanda, buscaban una interrupción del embarazo legal siempre que sea producto de una violación, además de por incesto, estupro, inseminación no consentida o malformación del feto.