En plena pandemia, funcionarios y servidores de la Red de Salud Junín – Hospital de Apoyo Junín, programaron, aprobaron y pagaron por guardias hospitalarias a personal administrativo y asistencial, no comprendidos normativamente como beneficiarios.

A su vez, se detectó que las guardias no fueron realizadas por el personal administrativo. Los funcionarios, pese a haber tomado conocimiento de los hechos, no adoptaron acción administrativa, generando perjuicio económico por S/125 663.95.

Según el Informe de Control Específico n° 013-2021-2-2814, de la Contraloría General de la República, durante el período de enero a octubre de 2020, se programaron, aprobaron y pagaron por guardias hospitalarias a personal administrativo de esta red, como la jefe de economía Karen Chipana Fernández, Noemí Cóndor Peñaloza (jefe de la unidad de Logística), Javier Cóndor Condezo (jefe de Recursos Humanos), ocurrido en enero de 2020. Asimismo está comprendido Eder Julca Marcelo, jefe de Recursos Humanos (febrero a octubre del 2020) , entre otros .

En el colmo, programaron las referidas guardias de las 6 de la mañana hasta las 2 de la tarde, es decir en el mismo horario del personal administrativo y con un tiempo menor a las 12 horas, luego de la revisión de los reportes de marcación, por lo que la Contraloría considera que se pagó por guardias no realizadas. Estos hallazgos fueron comunicados al director ejecutivo Roger Vivas en diciembre de 2020 y no se adoptaron acciones del caso.