El empresario dio esa revelación ante el fiscal del Equipo “Lava Jato”, José Domingo Pérez, este lunes

El presidente del directorio del Grupo Romero, Credicorp y el Banco de Crédito del Perú, Dionisio Romero Paoletti, reveló que entregó 3 millones 650 mil dólares en efectivo a Keiko Fujimori para su campaña presidencial del 2011.

Romero Paoletti dio a conocer esa entrega ante el fiscal José Domingo Pérez, miembro del Equipo Especial del caso “Lava Jato”, la mañana de este lunes. Ello luego de ser citado, al igual que otros 13 ejecutivos importantes del país por la Fiscalía que investiga a la lideresa de Fuerza Popular sobre los presuntos aportes irregulares a su campaña presidencial.

A través de su cuenta de Twitter, Credicorp dio a conocer una carta de Dionisio Romero dirigida a todos sus colaboradores de las empresas de la corporación, en la que brinda detalles sobre su testimonio ante el Ministerio Público.

“Entre finales del 2010 y el 2011, en momentos diferentes de las dos vueltas del proceso electoral, Credicorp Ltd. realizó varios aportes a Fuerza 2011 que totalizaron US$ 3,65 millones. Fue sin duda, una cifra excepcional que se explica en el contexto de la amenaza igualmente excepcional del chavismo”, escribió.

En ese sentido, indicó que Credicorp no incurrió con esa donación en ninguna responsabilidad legal. Dijo que se tomó la decisión de no hacer pública esa entrega, ya que tenían una gran preocupación por las represalias que podría tomar una opción política asociada al chavismo.

“Sin embargo, en agosto del 2015, una vez que Ollanta Humala ya se había distanciado de (Hugo) Chávez y el Perú vivía circunstancias políticas más estables, el gerente de Credicorp, Walter Bayly, comentó en una entrevista al diario El Comercio que habíamos realizado aportes de campaña durante el proceso electoral del 2011”, manifestó.

Decisión responsable

En otra parte de la misiva, Dionisio Romero precisó que ha reflexionado en varias ocasiones sobre esas determinaciones y siempre ha llegado a la conclusión que los aportes de Fuerza 2011 fue una decisión responsable ante una amenaza como la que representaba el chavismo para los peruanos y la economía del país.

“Tengo la convicción de que teníamos una responsabilidad con el país, así como con los accionistas, las decenas de miles de colaboradores de las compañías que represento, clientes, ahorristas, pensionistas y proveedores que dependen de la solidez de nuestras empresas”, mencionó.

Especificó que bajo esa misma concepción de la responsabilidad empresarial con el Perú, apoyaron dos candidaturas a la presidencia en el 2016.

“Entre tres subsidiarias de Credicorp Ltda. y mi propia familia aportamos en total alrededor de US$ 650 mil a las campañas de Peruanos por el Kambio y de Fuerza Popular, en diferentes momentos de la primera y segunda vuelta”, refirió.