El lucro cesante es el monto que una persona esperaba percibir en el futuro, pero debido al accionar de un tercero o por fuerza mayor, no lo llegó a conseguir. Entonces, cuando una empresa despide a un trabajador de manera injustificada, debe pagarle una indemnización por el ingreso que dejó de percibir.

El lucro cesante busca cubrir el dinero que se ha dejado de percibir. Sin embargo, en el caso que un trabajador despedido consigue un nuevo trabajo y el trabajador nunca deja de ganar dinero, ¿corresponde el pago de una indemnización por lucro cesante?

De acuerdo a la Corte Suprema, sí. En sentencia de casación, la Suprema ha señalado que, aun si un trabajador consigue un nuevo trabajo luego de ser despedido, el empleador original debe indemnizar al trabajador por lucro cesante por todos los meses que pasaron desde que fue despedido, incluyendo en los que ya estaba consiguiendo una remuneración por parte de otro empleador, hasta la sentencia.

Esto implicaría un mayor costo para las empresas en caso de despido arbitrario. De acuerdo a la sentencia, de no obligar a la empresa al pago de una indemnización, se estaría cayendo “en el absurdo que la víctima se pague a sí misma el lucro cesante”.

Opiniones

De acuerdo a Germán Lora, socio del estudio Damma, la decisión tomada por la Suprema es incorrecta. “Se le debe pagar al trabajador por el tiempo que estuvo sin trabajar”, comenta, “Pero cuando ya empieza a laborar en un nuevo centro de trabajo no corresponde que se le pague lucro cesante, pues sí está percibiendo ingresos”.

Christa Caro, asociada del estudio Amprimo, comenta que “al lucro cesante se le debe restar lo que sí ha percibido el trabajador de otros trabajos”.

Señala que la finalidad del lucro cesante es “cubrir el perjuicio económico por el acto arbitrario de despido”. Por ende, si el perjuicio lo cubre un nuevo empleador, no habría lucro cesante por pagar. “Es más, si consigue un trabajo instantáneamente, no habría dejado de percibir ingresos”, agrega.

Comenta que la sentencia se presta a abuso por parte de los trabajadores y que lo resuelto “no cumple la finalidad del lucro cesante”.

Criterio. No existe un criterio uniforme acerca de cómo resolver estos casos. Anteriormente, en algunos, se disponía que los nuevos ingresos del trabajador debían descontarse del lucro cesante adeudado. De ganar más que antes, no había lucro cesante que reparar.