Es necesario identificar a los contactos de un contagiado como parte de la vigilancia epidemiológica asegura especialista

Muchos se preguntan ¿en qué momento una persona debe someterse a una prueba antígena o molecular para detectar el COVID? El epidemiólogo del Iren Centro, Luis Tello Dávila comentó que la detección oportuna de casos positivos es una estrategia del Minsa y que aplican los gobiernos regionales. El especialista, dijo que se tienen que tamizar a los pacientes que presentan síntomas respiratorios, el cual debe acudir a un centro de salud para una prueba de descarte antígena o molecular.

Ahora, si el resultado de la prueba sale positiva y esta persona tuvo contacto en la casa o en el trabajo con otras personas, ellas deben realizarse la prueba a los 5 días desde el último día de contacto con el caso positivo.

Evaluar los escenarios

Si una persona tuvo una reunión o participó de una fiestas, y allí se detecta un caso positivo, es necesario, que los contactos también sean tamizados, cuando tienen síntomas respiratorios como una tos, fiebre, dolor de garganta y malestar general.

Cuando la persona sale positivo, se hace una investigación epidemiológica de los nombres de las personas con las que estuvo en contacto y en que fechas ocurrió esto.

El Gobierno Regional de Junín anunció una campaña masiva de tamizajes para que las personas sean sometidas a descarte del COVID-19, priorizando los lugares de mayor contagio y que serán tamizados de 24 a 48 horas en los laboratorios de biología molecular de Huancayo y Chanchamayo. En Huancayo se ha previsto realizar el barrido en unos 20 puntos satélites.

Asimismo, en los hospitales y policlínicos de EsSalud, también se está realizando tamizajes masivos a las personas que acuden a las áreas COVID, para la respectiva prueba que descarte o confirme la enfermedad.

Cabe mencionar que un conjunto de pruebas son enviadas a Lima, para que el Instituto Nacional de Salud se encargue de la vigilancia genómica de las variantes que puedan presentarse en los pacientes, incluida la ómicron que ahora es la predominante.