La elección de los miembros del Tribunal Constitucional (TC), programada para este lunes en el Congreso de la República, ha terminado por ensombrecerse con las revelaciones que hiciera la magistrada Marianella Ledesma.

La integrante del organismo constitucional contó al semanario Hildebrandt en sus trece que le propusieron quedarse en el cargo si votaba por la libertad de Keiko Fujimori. Es decir, si concedía el hábeas corpus interpuesto en favor de la lideresa de Fuerza Popular

“Me dijeron que lo ideal sería que todos salgamos de manera unánime, armoniosa, pacífica, y consolidemos una posición en relación a este tema (…) Nos dijeron: si ustedes son efectivos por la libertad de Keiko, no hay por qué mover el Tribunal. Y mi respuesta fue que eso no sería posible”, detalló.

Aunque no precisó la identidad de la persona que le hizo el planteamiento, la jueza confirmó que la propuesta vino del propio TC.

Este diario intentó comunicarse con la magistrada para tomar su versión sobre el tema, pero no fue posible contactarla. Ella viajó a la sede descentralizada del TC en Arequipa junto con sus colegas para sesionar allá.

PIDIÓ ACLARACIÓN

Sin embargo, no viajó el presidente del organismo, Ernesto Blume, debido, se supo, a un dolor en la rodilla. Y es Blume, precisamente, el ponente del caso Keiko Fujimori.

Tras un receso, al promediar el mediodía, los magistrados Manuel Miranda, Augusto Ferrero y Marianella Ledesma salieron del recinto sin brindar declaraciones a la prensa que los aguardaba expectante.

Solo un indignado José Luis Sardón se quedó para manifestar sus impresiones sobre lo declarado por su colega.

“Ledesma debe aclarar quién le ha hecho semejante ofrecimiento, es sumamente grave lo que ella dice y no puede dejar eso en el aire”, dijo.

Del mismo modo, calificó de “lamentable” que Ledesma haya aludido al TC como “un botín político”.

“El TC tiene que estar por encima de esas cuestiones (políticas) (…) nunca me he sentido presionado para tomar una decisión”, garantizó.

El magistrado reconoció que pidió al pleno del órgano constitucional que en el proceso de Fujimori se exonere de sorteo al ponente y que sea designado a propuesta. Pero indicó que esa práctica se adopta desde 2002 para tratar “casos emblemáticos”.

En el Legislativo, distintas bancadas solicitaron que se investigue la denuncia hecha por la magistrada Ledesma. Entre los bloques figuraban la Bancada Liberal, Nuevo Perú, Frente Amplio y hasta Fuerza Popular.

En tanto, la ministra de la Mujer, Gloria Montenegro, pidió a los diez candidatos al TC que por “dignidad, decencia y ética profesional” declinen a tentar a las seis de las siete plazas disponibles.